Un opositor cubano deja el ayuno tras 40 días - El Mostrador