Navarro sobre la Concertación: “No estamos por inyectarle sangre a un cadáver” - El Mostrador