Kast: “No legislo con la Biblia en el escritorio” - El Mostrador