Los 33 mineros llevaban 72 horas sin comer y temían morir antes que la sonda llegara al refugio - El Mostrador