Kramer festina con el “zezeo” de Amaro - El Mostrador