China utiliza a Liu Xiaobo como escarmiento para frenar la disidencia - El Mostrador