La venta de barcos a Chávez dividió al Gobierno español - El Mostrador