La tranca de Karla Rubilar con los frenillos: “Me decían dientes de fierro” - El Mostrador