Analista: “Golborne es un bocadillo interesante para la Concertación” - El Mostrador