El Ejército egipcio pone un plazo de seis meses para entregar el poder - El Mostrador