¿Por qué en Japón no hay saqueos? - El Mostrador