Parcelas de agrado amenazan con hundir el plan de expansión urbana de Santiago - El Mostrador