El Ejército egipcio resiste la presión popular para que entregue el poder - El Mostrador