Correos electrónicos fueron la principal evidencia para formalizar a Iván Dinamarca - El Mostrador