La desinhibida inscripción de las candidatas a Reina - El Mostrador