Marino muere por el potente efecto látigo de una soga - El Mostrador