EEUU levanta cargos de complicidad a Husein por ataques del 11-S - El Mostrador

Lunes, 20 de noviembre de 2017 Actualizado a las 10:47

Washington privilegia bilatera

EEUU levanta cargos de complicidad a Husein por ataques del 11-S

por 18 septiembre, 2003

La falta de pruebas que involucren al derrocado gobernante iraquí en los atentados, obligó al Gobierno de EEUU a reconocer que nunca tuvo la certeza que Sadam hubiera dirigido o controlado los ataques del 11 de septiembre de 2001. Sin embargo, la Casa Blanca insiste en que el derrocado régimen mantuvo vínculos con Al Qaeda, red terrorista que dirige el millonario saudita Osama bin Laden.

El presidente de EEUU, George W. Bush, admitió ayer que la Casa Blanca no tiene pruebas de que el ex gobernante iraquí, Sadam Husein, tuviera alguna relación de complicidad con los ataques terroristas que destruyeron los torres del World Trade Center y una sección del Pentágono el martes 11 de septiembre de 2001. Sin embargo, Bush reiteró que Husein mantuvo, en algún momento, vínculos con Al Qaeda, red terrorista que se ha atribuido los atentados que dejaron más de 3 mil muertos en Washington, Nueva York y Pensilvania.



"No tenemos pruebas de que Sadam Husein haya estado involucrado en los ataques del 11 de septiembre", pero "no existe ninguna duda de que tuvo nexos con Al Qaeda", dijo el Presidente a los periodistas.



Estas declaraciones de Bush siguen la línea marcada por el secretario de Defensa, Donald Rumsfeld, quien al responder, el martes pasado, una consulta periodística sobre una encuesta que reveló que casi un 70 por ciento de los estadounidenses cree Sadam Husein es cómplice de los atentados, señaló que "no he visto ninguna indicación que me impulse a creer que yo pueda afirmar eso".



La falta de pruebas que involucren al derrocado gobernante iraquí en los atentados terroristas, pese al sondeo de opinión, también obligó a la consejera de Seguridad Nacional, Condoleezza Rice, a remarcar que el Gobierno de EEUU nunca afirmó que Sadam Husein hubiera dirigido o controlado los atentados del 11 de septiembre del 2001.



Sin embargo, la Casa Blanca insiste en que el régimen de Sadam Husein mantuvo estrechos vínculos con Al Qaeda, la red terrorista que dirige el millonario de origen saudita Osama bin Laden. El domingo pasado, el vicepresidente de EEUU, Dick Cheney, indicó que la estabilización y democratización de Irak será un duro revés para los terroristas que han convertido a ese país en su base durante muchos años.



Durante su discurso al país del pasado 7 de septiembre, Bush afirmó que Irak es el "frente central" en la guerra contra el terrorismo y, en cambio, no hizo mención a las armas de destrucción masiva cuya supuesta existencia fue utilizada para justificar la guerra lanzada en marzo pasado.



Batman y Robin



Bajo este nuevo discurso, la invasión angloestadounidense de Irak podría ser el relanzamiento de una asociación de conquistas, la cual partió con la derrota del eje nazi-fascista en la segunda guerra mundial y que fue contenida por la URSS, mientras existió. Pero con la Unión Soviética fuera de liza, EEUU y el Reino Unido tuvieron la oportunidad de asociarse para una conquista colonial de nuevo cuño que los coloque como la potencia dual que ejerce el control del mundo.



La necesidad de un aliado, según muchos analistas, se debe a que EEUU, pese a su poder económico y militar, no tenía la capacidad para tomar el control de un área como el Medio Oriente en solitario. Inglaterra aportó el requisito que le impedía a Washington alcanzar tan ambicioso objetivo: cultura colonial.



Según esta lectura, por más que los EEUU pretenda erigirse en el poder absoluto, es como Batman que requiere de Robin para embarcarse en una aventura del calado de la iniciada en la zona del Golfo Pérsico, la que lleva aparejada el quiebre del sistema multilateral que encarnaba la ONU.



Al no existir una comunidad de naciones, el multilateralismo cede ante el bilateralismo, como quedó demostrado con el resultado de las negociaciones de la OMC en Cancún, el fin de semana pasado. Escenario que, pese a las declaraciones en contrario, favorece a la administración Bush: sin acuerdo globales, las negociaciones serán, inevitablemente, de carácter bilateral, que es el plano donde mejor funcionan las presiones de los poderosos.



Pruebas de campo



El conflicto en Irak ha sido un verdadero almácigo de pruebas y contra pruebas que ha permitido testear cómo responde un mundo inestable pero controlado por un manojo de protocolos basados en la acción preventiva. Lo que EEUU está haciendo en Irak, al querer conformar una fuerza verdaderamente multinacional que controle la resistencia en Irak, es el test definitivo -no el último- de la nueva doctrina de seguridad global.



En este escenario, la resistencia de la ONU para participar de la aventura no se debería a problemas de índole moral, sino a que simplemente el organismo no está preparado -por estructura y mandato- para adoptar una doctrina de seguridad mundial que debería, en primer lugar, ser aprobado en un engorroso proceso en que participan casi 200 estados.



Es por eso que el Consejo de Seguridad no ha podido satisfacer el reclamo de Washington de adoptar la doctrina que pretende establecer en el mundo. Así, el buscar el concurso de una treintena de países, entre ellos Chile, en la operación Irak, es el primer paso para expandir, bilateralmente, el nuevo plan de seguridad que promueve la Casa Blanca.





Vea lo último sobre la guerra Irak-Estados Unidos

Compartir Noticia

Más información sobre El Mostrador

Videos

Más Noticias

Blogs y Opinión

Mercados

TV

Cultura + Ciudad

Deportes

Plan Individual

Anual:
$90.000
Semestral:
$40.000
Trimestral:
$20.000
Mensual:
$10.000

Plan Empresa

Anual:
$700.000

hasta 10 usuarios
(valor normal 1.200.000)

Semestral:
$400.000

hasta 10 usuarios
(valor normal 600.000)

Trimestral:
$200.000

hasta 10 usuarios
(valor normal 300.000)

Mensual:
$80.000

Hasta 10 usuarios
(valor normal 100.000)