Nicolas Sarkozy: “Ésta no es la victoria de una Francia contra la otra” - El Mostrador

Martes, 21 de noviembre de 2017 Actualizado a las 13:06

Electo presidente galo

Nicolas Sarkozy: "Ésta no es la victoria de una Francia contra la otra"

por 7 mayo, 2007

Ante miles de adherentes, la carta de la UMP dio su primer discurso luego de ganar la segunda y definitiva vuelta por 53,06% contra 46,94% obtenido por su rival socialista. Ségolène Royal fue acompañada hasta altas horas de la noche y ovacionada cuando llamó a profundizar la renovacion de la izquierda y la búsqueda de convergencias más allá de las actuales fronteras.

A 18:00 horas, el rumor corría entre los diferentes partidos políticos: los últimos sondeos públicos no se habían equivocado y Nicolas Sarkozy, candidato de la UMP, ganaría la segunda vuelta de la eleccion presidencial francesa por 53% de votos contra 47% de Ségolène Royal, su rival socialista.



120 minutos más tarde, el murmullo se convirte definitivamente en realidad, el candidato de la derecha obtenía 53,28% contra 46,72%, según los datos del Ministerio del Interior. Los gritos de "ganamos" y "Nicolas Presidente" se escuchaban a todo lo largo de la rue de la Boite, donde se encuentra la sede de la UMP.



Sólo media hora después y ante miles de adherentes, el recién electo presidente francés hizo su primer discurso, en el cual agradeció el apoyo de los miles de franceses que le dieron su respaldo y a quienes le han ayudado durante toda su campaña.



"Pienso también en madame Royal", afirmó y la gente que lo escuchaba al interior de la sala Gauveau comenzo de inmediato a abuchear. Pero Sarkozy continuó y haciéndose oír señaló: "quiero decirle que la respeto y que respeto sus ideas, en las que miles de franceses se reflejaron. Respetar a madame Royal es respetar a los franceses que votaron por ella".



"Pienso también en los franceses que no no votaron por mí. Quiero decirles que més allá del combate político y las diferencias de opiniones, para mí no hay más que una sola Francia. Seré el presidente de todos los franceses, yo hablaré por cada uno de ellos. Esta noche, no es la victoria de una Francia contra la otra", dijo en un tono conciliador, como respondiendo justamente al fuerte rechazo que su figura provoca entre sus opositores.



"El pueblo francés eligió el cambio. Este cambio lo realizaré porque es el mandato que he recibido del pueblo y porque la Francia lo necesita. Lo haré con un espíritu de unión y fraternidad, sin que nadie se sienta excluido", aseguró el lider de la derecha, quien envío un mensaje a los Estados Unidos, diciendo que "nuestros amigos americanos pueden contar con nuestra amistad (...) quiero decirles que la Francia estará siempre a su lado cuando lo necesiten".



De todos modos, admitió que "el valor de la amistad es aceptar que los amigos pueden pensar de manera diferente y que una nación grande como los Estados Unidos tiene el deber de obstaculizar la lucha contra el calentamiento global, sino que, por el contrario, debe encabezar esta lucha, porque lo que está en juego es la suerte de la humanidad", dijo despejando las dudas que se tenían respecto del rol que tendria frente a Washington. Apenas 20 minutos después de este discurso, el presidente George W. Bush llamó a Sarkozy para felicitarlo.



La tarea del ex ministro del Interior no será fácil. En el plano interno, debe enfrentar varias reformas económicas que ayuden a disminuir el desempleo, aumenten el poder de compra y mejoren las condiciones sociales de sus ciudadanos, básicamente en temas como vivienda y salud.



En el plano externo, debe afrontar el relanzamiento de la construcción de la Unión Europea. En este último punto, Sarkozy ha sido muy claro en manifestar su oposición a la entrada de la Turquía a la UE e intentar una ratificación de la constitución europea via referendum, luego de la derrota provocada por los franceses al referéndum de 2005. Por ello, propuso que los países ribereños formen una "Unión Mediterránea" que sea "un trazo de unión entre Europa y África".



Al otro lado del SenaÂ…



En la sede del Parti Socialiste, el ambiente era de tristeza, pero de orgullo frente a una campaña bien realizada. Después de conocerse los resultados, Ségolène Royal, la candidata opositora, llamó a Sarkozy para felicitarlo por su victoria. Minutos antes, se había dirigido a sus adherentes que la esperaban al otro lado del Sena, es decir, en la rue Solferino, donde se encuentra la sede de la colectividad.



Frente a miles de simpatizantes, la frustrada candidata agradeció a quienes le dieron su respaldo en las urnas y agregó que estaba consciente de la decepción de los 17 millones de franceses que votaron por ella. "Hay algo que se ha levantado y que no se detendrá. Yo he dado todas mis fuerzas y yo seguire con ustedes y cerca de ustedes", dijo sonriente pese a la derrrota.



Luego saludó a los ecologistas, los militantes de izquierda y aquéllos de su organización ciudadana Désirs d'Avenir y a los jóvenes de los barrios que se comprometieron cívicamente, insistió en que "debemos continuar juntos para profundizar la renovación de la izquierda y la búsqueda de nuevas convergencias más alla de sus fronteras actuales. Es la condición para nuestras futuras victorias". La gente, en su mayoría jóvenes, le respondió con un "gracias, Ségolène".



Por su parte, el secretario general del PS, Franí§ois Hollande, afirmó que ahora hay que continuar luchando con miras a las elecciones parlamentarias de junio próximo, para lo cual es necesario que la izquierda se una y se agrande. "Yo hará mi trabajo de unir a la izquierda y ella (Royal) tendrá también su rol", dijo.



Asimismo, hizo un mea culpa al afirmar que faltó hacer propuestás más directas a los problemas que afectan de manera más concreta a los franceses. Y es que ahora, la tienda enfrenta un momento complejo: debe hacer frente a las elecciones parlamentarias e intentar ganarlas, a fin de que se produzca una cuarta cohabitación, y exista así el contrapeso entre los distintos partidos poliíticos y poderes del Estado, necesaria -segun Hollande- después de cinco años de derecha dura en el gobierno.



Un discurso similar tuvo el director de campana de Ségolène Royal, Franí§ois Rebsamen, quien incluso llamó a crear un partido que una al centro con la izquierda, una socialdemocracia. Además, agregó que es necesario aprovechar la renovación de ideas que Royal realizo durante su campana para impulsar la renovación de la tienda, la cual debe comenzar desde el día siguiente de las elecciones legislativas.



Pero este discurso basado en la necesidad de unión y renovación de la izquierda no fue sólo pronunciado por los cercanos de Royal. La ex candidata de los Verdes, Dominique Voynet, también sostuvo que era necesario reformular la izquierda. Por su parte, el ex contricante de Royal en las elecciones internas del PS, Dominique Strauss-Kahn, afirmó que nunca antes la izquierda habia sido tan vulnerable en la primera vuelta como en estas elecciones, porque "la izquierda francesa no ha hecho aún su renovación" y, sin querer precisar si Hollande, debe continuar a la cabeza del partido, aseveró que "no importa quien lo lidere, lo que importa es la refundación".



Los festejos y las protestas



Tras el discurso del 23° presidente francés, los simpatizantes y adherentes de la UMP abandonaron la rue de la Boite, para dirigirse a la plaza de la Concorde, donde más de 20 mil personas se reunieron en un gran acto con varios artistas, al cual acudió Sarkozy junto a todo su equipo de campaña, incluida su esposa, Cecilia, quien ha mantenido un bajo perfil público en los últimos meses.



Gauthier Lefevre (26) dijo esperar que el nuevo gobernante logre disminuir el desempleo y "elimine la barrera de las 35 horas semanales de trabajo", impuestas bajo la administración de Lionel Jospin. Asimismo, está esperanzado en que Sarkozy realice una reforma profunda al sistema de pensiones. En tanto, Cécile Duboscq (57) deseó que "haga realidad todas las promesas de la campaña. Él conoce todos los problemas de Francia, es muy competente, por lo que creo que va a actuar rápido y bien".



Para la militante de la UMP Helene Ricaud, el triunfo de Sarkozy se debió básicamente a que la derecha francesa supo hacer su renovación a tiempo, a diferencia del PS. "Sarkozy fijó un programa, mientras Ségolène decía una cosa, luego decía otra y, finalmente, apeló a Bayrou, pero el programa de éste y Sarkozy se aproximan mucho más en materia económica".



"Entonces, su electorado era más volátil. Tal vez si el PS se hubiera unido antes con el centro, si hubieran hecho los cambios necesarios antes, pero no a mitad de la campaña, tal vez en ese caso hubieran ganado. Pero, ¿ella podría haber gobernado con la extrema izquierda? Primero tenían que unirse, hacer una reforma al interior de su propio partido", añadió.



Al otro lado de París, en la plaza de la Bastilla, lugar tradicional de las manifestaciones de la izquierda francesa, unos dos millares de personas se manifestaban contra la elección de Sarkozy. La protesta provocó la intervención de las fuerzas especiales de la policía francesa (CRS), que recibió botellas y proyectiles diversos del grupo que gritaba "Sarko, facho, el pueblo tendrá tu piel" y "Policía por todas partes, justicia en ningún lado".



Los agentes de la ley respondieron lanzándoles bombas lacrimógenas. Finalmente, varios manifestantes se retiraron, algunos en dirección a Nacion -otro lugar de manifestaciones de la izquierda- y otros a sus casas, quedando sólo ciertos grupos pequeños en el lugar, algunos heridos y varios detenidos. Un autobús y cuato vehículos fueron incendiados. Otras manifestaciones se produjeron en las ciudades de Rennes, Nantes, Lyon y Lille.



Tal vez estas manifestaciones sean un indicio de cómo será el período de cinco años que recién comenzará oficialmente el 16 de mayo, cuando se haga el traspaso definitivo de la jefatura del Estado de Jacques Chirac a Nicolas Sarkozy. Será la primera vez desde que Valéry Giscard d'Estaing dejo l'Elysée, en 1981, que un presidente entregue el mando a otro de su mismo partido.



Artículos relacionados:



Francia: Sarkozy gana presidenciales, según medios suizos y belgas (6-5-2007)



París bajo cinco manifestaciones como preámbulo para el debate Sarkozy-Royal (3-5-2007)



Ségolène Royal y la tarea titánica de doblar la votación de primera vuelta (24-4-2007)



Ségonèle Royal apuesta por los votos del centro para la segunda vuelta
(23-4-2007)



Francia: Nicolas Sarkozy y Ségolène Royal disputarán la segunda ronda (22-4-2007)



Francia: Masiva participación en primera vuelta de comicios presidenciales (22-4-2007)



Elecciones francesas, entre la demagogia autoritaria y la reforma (21-4-2007)



Escepticismo ante propuestas de candidatos en cuenta regresiva de comicios (20-4-2007)

Compartir Noticia

Más información sobre El Mostrador

Videos

Más Noticias

Blogs y Opinión

Mercados

TV

Cultura + Ciudad

Deportes

Plan Individual

Anual:
$90.000
Semestral:
$40.000
Trimestral:
$20.000
Mensual:
$10.000

Plan Empresa

Anual:
$700.000

hasta 10 usuarios
(valor normal 1.200.000)

Semestral:
$400.000

hasta 10 usuarios
(valor normal 600.000)

Trimestral:
$200.000

hasta 10 usuarios
(valor normal 300.000)

Mensual:
$80.000

Hasta 10 usuarios
(valor normal 100.000)