Otros 16 muertos producto de ola de violencia étnica que afecta a Kenia - El Mostrador

Jueves, 23 de noviembre de 2017 Actualizado a las 08:12

Otros 16 muertos producto de ola de violencia étnica que afecta a Kenia

por 28 enero, 2008

Pese al toque de queda impuesto por las fuerzas armadas en Nakuru y Naivasha, más de 130 personas fueron asesinadas en cuatro días de enfrentamientos.

La violencia étnica continúa recrudeciéndose en el valle del Rift, al oeste de Kenia, donde otras 16 personas perdieron la vida, mientras el ex secretario general de la ONU Kofi Annan, prosigue sus esfuerzos de mediación en la crisis postelectoral que sufre el país.



Durante la pasada madrugada, la policía encontró catorce cadáveres en Naivasha (a 80 kilómetros al noroeste de Nairobi) que, según testigos oculares, presentaban "heridas atroces", probablemente causadas por machetes.



Horas más tarde, otra persona murió lapidada en la misma ciudad y una más en Eldoret, ambas víctimas también de los choques étnicos que, según un miembro de la oposición, "han convertido el oeste de Kenia en un infierno".



Pese al toque de queda impuesto por las fuerzas armadas en Nakuru y Naivasha, más de 130 personas fueron asesinadas en cuatro días de enfrentamientos.



En algunos casos, según afirmaron numerosos testigos, la policía no intervino, los que provocó las críticas de la oposición.



El ministro keniano del Interior, George Saitoti, se desplazó hasta Naivasha, donde hizo un llamamiento por la paz en presencia de grupos de kikuyus y luos -protagonistas principales de la actual violencia tribal-, separados por un fuerte contingente de las fuerzas de seguridad.



Saitoti declaró que "el gobierno perseguirá a todos los criminales que ponen en peligro la seguridad de los ciudadanos".



En Kisumu, entretanto, más de un millar de jóvenes de etnias diferentes se enfrentaron con armas blancas y piedras hasta que la policía los dispersó con disparos al aire.



El comisario general de la policía, Ali Husein, rechazó las denuncias del opositor Movimiento Democrático Naranja (ODM) sobre la parcialidad de los agentes uniformados hacia las bandas de jóvenes kikuyus que atacan a los luos y kalenjins en el valle del Rift.



"La policía protege a todos por igual, sin distinciones tribales", aseguró Hussein.



Pero el presidente del ODM, Henry Kosgey, rechazó tajantemente las aseveraciones policiales.



"El deber de la policía es proteger la vida de los kenianos así como sus bienes, pero las fuerzas de seguridad se desentienden cada vez que los 'mungikis' atacan a otras etnias", afirmó Kosgey durante una conferencia de prensa en Nairobi.



Los mungikis son una violenta secta de la tribu kikuyu a la que las oposición responsabiliza de la muerte de más de 100 luos y kalenjins.



La Policía keniana es multiétnica en su composición, pero los mandos son en su inmensa mayoría kikuyus, argumento que emplea la oposición para justificar sus críticas.



"El gobierno está fomentando y patrocinando la violencia a través de la policía y los mungikis, por lo que es culpable de organizar y perpetrar un genocidio", añadió Kosgey.



En la misma rueda de prensa, William Ole Mtimama, uno de los diputados más antiguos y respetados del país, criticó duramente al portavoz del Ejecutivo, Alfred Mutua, al que acusó de "ser un elemento incontrolado y de incitar a los kenianos a la violencia mediante sus comunicados".



Por su parte, el secretario de Estado británico para Asuntos Africanos, Mark Malloch Brown, reunido con los medios de comunicación en un hotel de Nairobi, explicó que su país y el resto de la Unión Europea (UE), "apoyan totalmente" la misión de Kofi Annan.



"Sin paz no puede haber justicia", afirmó Brown, quien agregó que se trata de una "crisis de desarrollo, donde el gobierno tiene que resolver los problemas de desigualdad y marginación de algunas comunidades" y subrayó que tanto la oposición como el gobierno "defienden posturas intransigentes".



Bown señaló que el principal problema son los desplazados, más de 250.000 según Naciones Unidas, y la crisis económica que "afecta gravemente al sector privado".



Entretanto, Annan permanece a la espera de que el Gobierno y el ODM nombren, respectivamente, tres representantes encargados de reanudar las negociaciones para poner fin a la crisis en que está inmersa Kenia desde que el primero se adjudicara el triunfo en las elecciones del 27 de diciembre pasado, que fueron rechazadas como "fraudulentas" por la oposición.



Annan, quien llegó el pasado día 22 a Kenia, logró dos días después que se reunieran por primera vez desde que estalló la crisis el presidente keniano, Mwai Kibaki y el líder del ODM, Raila Odinga.



El ex secretario general de la ONU ha indicado que permanecerá algunos días más en Kenia para intentar que Kibaki y Odinga vuelvan a reunirse y "pongan punto final a esta crisis nacional, humanitaria y económica que también afecta a toda la región" del este africano.



Los choques entre clanes tribales y facciones políticas kenianos ha causado hasta ahora alrededor de 800 muertos y más de 250.000 desplazados.



EFE

Compartir Noticia

Más información sobre El Mostrador

Videos

Más Noticias

Blogs y Opinión

Mercados

TV

Cultura + Ciudad

Deportes

Plan Individual

Anual:
$90.000
Semestral:
$40.000
Trimestral:
$20.000
Mensual:
$10.000

Plan Empresa

Anual:
$700.000

hasta 10 usuarios
(valor normal 1.200.000)

Semestral:
$400.000

hasta 10 usuarios
(valor normal 600.000)

Trimestral:
$200.000

hasta 10 usuarios
(valor normal 300.000)

Mensual:
$80.000

Hasta 10 usuarios
(valor normal 100.000)