Los cambios de Raúl - El Mostrador

Domingo, 19 de noviembre de 2017 Actualizado a las 09:30

Histórico proceso en Cuba

Los cambios de Raúl

por 31 julio, 2008

El hermano de Fidel Castro cumple dos años al frente de Cuba, aunque, para hacerle justicia, hay que decir que su gobierno sólo tiene cinco meses, contando desde su elección por la Asamblea Nacional del Poder Popular, el pasado 24 de febrero.

BBCMundo.com

<img src="//secure-uk.imrworldwide.com/cgi-bin/m?ci=bbc&cg=0&cc=1" mce_src="//secure-uk.imrworldwide.com/cgi-bin/m?ci=bbc&cg=0&cc=1" alt=""/>

Para analizar objetivamente su actuación, habría que dividirla en tres etapas, una que va desde el 31 de agosto del 2006 hasta finales del año; otra que se extiende desde el 2007 hasta su elección parlamentaria y, la tercera, desde ese día hasta la actualidad.

La primera etapa estuvo marcada por la sorpresa y en ella el mayor logro fue mantener las cosas como estaban: la dirección política unida, el país funcionando, la población tranquila y a los estadounidenses quietos. De una u otra forma, todo eso lo consiguió.

Para los primeros objetivos contó con dos apoyos, el respaldo de su hermano y su propia habilidad para repartir responsabilidades y, por lo tanto, poder. A los estadounidenses les propuso diálogo y los dejó meses tratando de descifrar el trasfondo de la oferta. Pasada la sorpresa, y comprendiendo que su estancia en la primera magistratura no sería temporal, empezó a sentar las bases de su gobierno. El primer paso parece haber sido sacar a flote al país real, primero en privado y, después, ante el gran público.

Pidió a los secretarios provinciales del Partido Comunista (PCC) y a los dirigentes de grandes empresas que le enviasen críticas al funcionamiento del sistema en sus respectivas áreas de trabajo y propuestas concretas para solucionar los problemas.

"A vuelta de correos" llegó una verdadera avalancha de opiniones que reflejaban las incoherencias de un sistema económico regido por criterios políticos, en el que todo se estructura sobre la base de un modelo ideológico.

Los cambios tenían que ser de fondo, y así lo anunció el 26 de julio de 2007, poco antes de iniciar un debate nacional que hizo públicas las críticas de la población y, sobre todo, le dio el apoyo político necesario para iniciar las futuras transformaciones.

Oposición

Sectores ortodoxos trataron de limitar el debate, pero el general salió inmediatamente a la televisión para decir que no habría temas prohibidos, y, además, les pidió a sus conciudadanos que fueran "valientes" a la hora de expresar sus ideas.

A partir de ese momento, los dirigentes no tuvieron paz. El presidente del parlamento lo sufrió en su propia carne cuando, en una reunión -cuyo video fue publicado por BBC Mundo- jóvenes estudiantes comunistas le reclamaron trasformaciones en el sistema.

En realidad, toda la población pedía cambios. Por todas partes se repetían las mismas protestas contra los bajos salarios, la doble moneda, los problemas del transporte, la escasez de viviendas y -algo que no podía faltar entre cubanos- la necesidad de centros de recreación.

Así las cosas, el general Raúl Castro llegó al 24 de febrero de 2008 listo para emprender los cambios económicos que la gente reclamaba: la reforma agraria, las mejoras salariales y la eliminación de prohibiciones, entre los más importantes.

Reformas en marcha

Sin lugar a dudas, la de mayor trascendencia será la reforma agraria, ya que se planea distribuir entre los cubanos el 50% de las tierras cultivables y, sobre todo, porque cambiará la estructura organizativa del campo cubano, basada hasta ahora en las granjas-koljos estatales.

Hoy, el 80% de las tierras cultivables está en manos de estas granjas. Cuando culmine el proceso de entrega de tierras, el 70% del total estará en manos de cooperativas y pequeños campesinos, unos propietarios y otros usufructuarios gratuitos.

Pero no se trata sólo de tierras. Según agencias de prensa extranjeras, también se abrirán líneas de crédito para poder iniciar, continuar o ampliar las siembras. Al parecer Venezuela e Irán facilitarían los créditos para este primer impulso.

Con la liberación de los topes salariales -según los cuales, por mucho que se trabajara no se podía ganar más- empieza la recuperación del poder adquisitivo del salario. Además se trata de un crecimiento ligado a la productividad.

Los retos

La burocracia y la ortodoxia parecen ser los peores enemigos del proyecto de Raúl Castro. Ambos males se alimentan del inmovilismo y cualquier cambio en el sistema los afecta, por lo que el gobierno necesitaría neutralizarlos para avanzar más en las reformas.

De ahí que el próximo gran paso -planificado para 2009- sea el Congreso del PCC, que en su calidad constitucional de "órgano rector de la sociedad", deberá avalar y, por lo tanto, institucionalizar las reformas emprendidas por su segundo secretario.

Es difícil saber lo que ocurrirá en el futuro.

Compartir Noticia

Más información sobre El Mostrador

Videos

Más Noticias

Blogs y Opinión

Mercados

TV

Cultura + Ciudad

Deportes

Plan Individual

Anual:
$90.000
Semestral:
$40.000
Trimestral:
$20.000
Mensual:
$10.000

Plan Empresa

Anual:
$700.000

hasta 10 usuarios
(valor normal 1.200.000)

Semestral:
$400.000

hasta 10 usuarios
(valor normal 600.000)

Trimestral:
$200.000

hasta 10 usuarios
(valor normal 300.000)

Mensual:
$80.000

Hasta 10 usuarios
(valor normal 100.000)