jueves, 16 de agosto de 2018 Actualizado a las 18:56

Presión desde el Occidente

Georgia: ¿retirada rusa o déjí  vu?

por 18 agosto, 2008

A pesar de que el presidente de Rusia, Dmitri Medvedev, prometió el domingo que sus tropas empezarían a retirarse de Georgia este lunes, las tropas rusas mantienen sus posiciones dentro de la ex república soviética.
  • Compartir
  • Twittear
  • Compartir
  • Imprimir
  • Enviar por mail
  • Rectificar

BBCMundo.com

var _rsCI="bbc";
var _rsCG="0";
var _rsDN="//secure-uk.imrworldwide.com/";





El corresponsal de la BBC Gabriel Gatehouse, quien está a 35 kilómetros de la capital Tiflis, informa que aunque se ha visto movimiento de tropas, no hay evidencia de una retirada, y que las fuerzas rusas todavía controlan la ciudad de Gori y el pueblo de Igueti.



Pero el día apenas empieza y Medvedev no especificó en qué momento del día exactamente se llevará a cabo la retirada ni cuál será su alcance.



No obstante, la actitud en Georgia se podría resumir con "ver para creer", informan los corresponsales de la BBC, lo cual no sorprende si se tiene en cuenta que el martes de la semana pasada el presidente ruso declaró que "la operación militar en Georgia llegó a su fin", y lo que sucedió fue todo lo contrario.



Las tropas rusas cruzaron la frontera hacia Georgia luego que hace 11 días se registraran enfrentamientos en la región separatista georgiana de Osetia del Sur.

Rusia insiste en que tiene derecho a mantener algunas tropas en Georgia como parte de fuerzas de paz en una zona de separación alrededor de la rebelde provincia.



Presión occidental



Las potencias occidentales presionan cada vez más a Rusia para que cumpla con su promesa de iniciar el retiro de sus soldados de Georgia.



En un artículo de opinión publicado este lunes en el periódico francés Le Figaro, el presidente de Francia, Nicolas Sarkozy, señaló que convocaría a los líderes de la Unión Europea a una reunión de emergencia si Rusia no cumplía con la retirada de tropas.



Sarkozy ya había advertido el domingo de "graves consecuencias" si Moscú no honra sus compromisos. "Esta retirada debe ser ejecutada de inmediato", escribió. "En mi mente, este punto no es negociable".



Por su parte, la secretaria de Estado de Estados Unidos, Condoleezza Rice, dijo el domingo que esperaba que Medvedev cumpliera su palabra y advirtió que la reputación de Rusia como socio potencial estaba en entredicho.



También el domingo, la canciller alemana, Angela Merkel, viajó a la capital de Georgia, Tiflis, y expresó su respaldo al presidente de ese país, Mijail Saakashvili.
Merkel indicó que el mundo esperaba una pronta retirada de las tropas rusas de Georgia. "No podemos retrasar más esta tarea", manifestó.
La canciller alemana agregó que Georgia podría convertirse en un país miembro de la Organización del Tratado del Atlántico Norte (OTAN) si lo deseaba, idea que no seducía mucho a Berlín hasta ahora. Rusia se opone a las aspiraciones de Tiflis de formar parte de la alianza.



Compromiso, no convicción



La corresponsal de la BBC en Moscú, Sarah Rainsford, informó que el anuncio de Rusia parece más un compromiso que una completa adherencia a los términos del acuerdo de cese el fuego firmado por Rusia y Georgia la semana pasada. El convenio establece que las tropas rusas deben volver a las posiciones que tenían antes del conflicto.



A pesar del escepticismo entre los georgianos en torno a un retiro completo de fuerzas rusas., en un discurso que será pronunciado por Saakashvili este lunes, se tiene previsto que el mandatario adopte un discurso más conciliador.



Se anticipó que Saakashvili dirá: "No sembremos discordia en las futuras generaciones. No apelo a la misericordia sino al pragmatismo y al simple sentido común".



Las tropas rusas todavía controlan las poblaciones claves de Gori, al norte de Tiflis, así como Senaki en el oeste. Asimismo, también controlan casi todas las autopistas en dirección este-oeste a lo largo de Georgia.



En la sede de la ONU en Nueva York, los intentos del Consejo de Seguridad por respaldar el acuerdo de cese el fuego mediado por Francia, parecen estar estancados. Existen desavenencias sobre el estatus de Osetia del Sur y Abjasia -otra región separatista georgiana- señalaron diplomáticos a la agencia de noticias AFP.



La actual crisis entre Rusia y Georgia comenzó el 7 de agosto cuando fuerzas georgianas lanzaron un ataque sorpresa para recuperar el control de la región separatista de Osetia del Sur, la cual declaró su independencia tras el fin de la guerra civil en 1992, pero cuyo estatus no ha sido reconocido por ningún país del mundo.



El ejército georgiano llevó a cabo la ofensiva tras días de combates con las milicias separatistas de Osetia del Sur, que cuentan con el respaldo de Rusia. En respuesta al ataque de Georgia, Moscú envió unidades blindadas a lo largo de la frontera con Osetia del Sur, que finalmente entraron en territorio georgiano.

Compartir Noticia

Más información sobre El Mostrador

Videos

Noticias

Blogs y Opinión

Columnas
Cartas al Director
Cartas al Director

Noticias del día

TV

Plan Individual

Anual:
$89.900
Semestral:
$49.900
Trimestral:
$24.900
Mensual:
$9.900

Plan Empresa

Anual:
$700.000

hasta 10 usuarios
(valor normal 1.200.000)

Semestral:
$400.000

hasta 10 usuarios
(valor normal 600.000)

Trimestral:
$200.000

hasta 10 usuarios
(valor normal 300.000)

Mensual:
$80.000

Hasta 10 usuarios
(valor normal 100.000)