jueves, 19 de julio de 2018 Actualizado a las 14:48

Gustav y embarazo de la hija de Palin roban protagonismo a la convención

por 2 septiembre, 2008

El presidente estadounidense, George W. Bush, muy criticado por su lenta reacción a la catástrofe del "Katrina", hace tres años, decidió cancelar su intervención este lunes en la Convención y visitar Austin y San Antonio (Texas) para estar cerca de la zona de impacto del huracán.

La Convención Republicana arrancó este lunes con un programa reducido y una cobertura mediática mermada por el huracán "Gustav" y las noticias sobre el embarazo de la hija adolescente de Sarah Palin, la candidata del partido a la vicepresidencia.



Los republicanos reunidos desde este lunes en St Paul (Minesota) han tenido que conformarse con un inicio de fiesta muy poco festivo, dado que los acontecimientos en Luisiana por el avance del huracán han obligado a acortar el programa y evitar todo tipo de fanfarria.



El Xcel Energy Center estaba engalanado de arriba a abajo con el rojo, azul y blanco, los colores de la bandera de Estados Unidos, para una convención que se celebra bajo el título de "El país primero".



Pero el republicano John McCain decidió que "el país primero" significaba cancelar todos los discursos políticos por hoy y proseguir solo con los trámites indispensables para establecer la convención y cumplir con lo necesario para su proclamación.



El presidente estadounidense, George W. Bush, muy criticado por su lenta reacción a la catástrofe del "Katrina", hace tres años, decidió cancelar su intervención este lunes en la Convención y visitar Austin y San Antonio (Texas) para estar cerca de la zona de impacto del huracán.



Según la Casa Blanca, el mandatario no tiene mañana ninguna cita en su agenda.



Ante la ausencia de los pesos pesados del partido, que viajaron a la zona afectada por el huracán, los republicanos decidieron que, en esta primera jornada de la Convención, se mantuvieran solo los discursos de la Primera Dama estadounidense, Laura Bush, y de la esposa del candidato republicano, Cindy McCain.



Las dos mujeres aprovecharon sus intervenciones para hacer un llamamiento de ayuda a los damnificados del huracán, que entró en la costa de Luisiana con fuerza dos, más debilitado de lo que se pensaba inicialmente, y con vientos de 175 kilómetros por hora.



Al igual que ocurrió hace tres años con el impacto del huracán "Katrina", la gran preocupación de las autoridades era si aguantarían los diques que protegen a Nueva Orleans de las crecidas del río Misisipi y de las marejadas.



"Pedimos que cada uno de nosotros se comprometa a ayudar a aquellos que lo necesitan en la medida de lo posible", dijo Cindy, elegantemente vestida con un traje amarillo, un collar de perlas de varias vueltas y un broche.



Por su parte, Laura Bush, vestida con un traje de chaqueta de punto beige, instó a "colaborar, hoy y a partir de ahora, para ayudar a aquellos que lo necesitan y los que han de reconstruir su comunidad".



Las televisiones del país también recortaron la cobertura de la convención, y dedicaron sus espacios a seguir la evolución del "Gustav" y a analizar la repercusión del embarazo de la hija adolescente de Sarah Palin, que fue comunicado oficialmente este lunes.



Fue la propia Palin, quien en abril dio a luz a un bebé con síndrome de Down, su quinto retoño, quien anunció este lunes que su hija Bristol, de 17 años, está embarazada de cinco meses y que va a casarse.



La noticia de la aspirante a vicepresidente, una acérrima defensora de los valores conservadores, sirvió para despejar rumores que cobraban fuerza entre los "blogs" izquierdistas de Estados Unidos.



En ellos se apuntaba que Trig, el bebé que Palin mostró muy orgullosa en su presentación como candidata el viernes, no es hijo de la gobernadora, sino su nieto.



En un comunicado, el candidato demócrata, Barack Obama, afirmó que la cuestión del embarazo de Bristol debe quedar como algo privado.



Desde el anuncio de su selección, Palin ha dado nueva energía a las bases conservadoras republicanas, que hasta ahora miraban con cierto recelo a McCain, un candidato más centrista.



Palin, de 44 años, está en contra del aborto y es una firme partidaria del derecho a portar armas. La caza está entre sus "hobbies" favoritos.



Fuera de la convención, varios miles de personas se manifestaron en el centro de St. Paul para protestar contra la guerra de Irak durante el primer día de la Convención Nacional Republicana que se celebra en esta ciudad.



Muchos de los manifestantes eran latinos, dado que la marcha fue convocada por organizaciones pacifistas y grupos en favor de los derechos de inmigrantes, que calculaban reunir unas 50.000 personas.



La policía, que tuvo una presencia masiva durante la marcha, detuvo a varias personas después de que algunos manifestantes rompieran escaparates y se enfrentaran a agentes con bolas rellenas de pintura.



EFE

Compartir Noticia

Más información sobre El Mostrador

Videos

Noticias

Blogs y Opinión

Columnas
Cartas al Director
Cartas al Director

Noticias del día

TV