jueves, 19 de julio de 2018 Actualizado a las 14:48

Asesino de niñas es ejecutado tras rechazo del Supremo a apelación

por 24 septiembre, 2008

Debido a que tenía solo 14 años cuando se cometieron los crímenes su cómplice fue condenado a ocho cadenas perpetuas consecutivas por secuestro, violación y homicidio.

El Tribunal Supremo declinó considerar la apelación sobre la ejecución de un prisionero de Florida (EE.UU.) condenado por asesinar a dos niñas, a quien finalmente se le aplicó la pena capital la noche de hoy, informaron fuentes oficiales.



Richard Henyard, de 34 años y acusado del secuestro de dos niñas y la violación de su madre hace 15 años, recibió una inyección letal poco después de las 20.00 hora local (24.00 GMT), después de levantarse una suspensión del castigo ordenada por el Tribunal Supremo de Estados Unidos.



La ejecución estaba prevista para las 22.00 GMT, pero se aplazó para considerar una apelación presentada por los abogados de Henyard, informaron fuentes judiciales en la cárcel de la localidad de Starke.



Los asesinatos de Jamilya Lewis, de 7 años, y su hermana Jasmine, de 3, fueron perpetrados en enero de 1993 cuando Henyard y un cómplice de 14 años tomaron el control del automóvil en que las niñas viajaban con su madre Dorothy Lewis.



Según dijeron los fiscales durante el juicio, Lewis violó a la mujer y después mató a las niñas de un disparo en la cabeza. El hombre también disparó a la mujer y la lanzó del automóvil, pero logró sobrevivir.



Un jurado declaró culpable a Henyard el 1 de junio de 1994 de dos cargos de asesinato en primer grado, uno por intento de asesinato, tres por secuestro armado, otro por agresión sexual y por robo de un arma de fuego.



Debido a que tenía solo 14 años cuando se cometieron los crímenes su cómplice fue condenado a ocho cadenas perpetuas consecutivas por secuestro, violación y homicidio.



Por otro lado, la ejecución de Henyard se llevó a cabo después de que el Supremo aplazara en el estado de Georgia la de un asesino por el que intercedieron el Papa Benedicto XVI y del ex presidente Jimmy Carter.



Fuentes judiciales dijeron que la orden de aplazamiento fue recibida tres horas antes del momento en que Troy Davis, de 39 años, debía recibir una inyección letal por el asesinato de un policía en 1989.



Las fuentes indicaron que las solicitudes de clemencia se basaban en dudas sobre la culpabilidad de Davis y alegatos de sus abogados que aseguraron durante el juicio que se trataba de un caso de identidad equivocada.



EFE

Compartir Noticia

Más información sobre El Mostrador

Videos

Noticias

Blogs y Opinión

Columnas
Cartas al Director
Cartas al Director

Noticias del día

TV