Viernes, 2 de diciembre de 2016Actualizado a las 16:59

Ataques de ETA

¿Sólo una campaña de verano?

por 31 julio 2009

¿Sólo una campaña de verano?
Los últimos atentados en España, atribuidos a la organización armada vasca, podrían señalar a un repunte de sus actos violentos.

Dos explosiones, dos muertos y tres bombas en 24 horas es el saldo que, según las autoridades españolas, dejaron los últimos ataques de la organización armada vasca ETA, a quien se le atribuyen sendos atentados en Burgos y Mallorca.

Se trata de una ofensiva inusual por su dureza contra dos objetivos que, sin embargo, son tradicionales del grupo armado: el cuerpo de la Guardia Civil y el turismo español.

Según el corresponsal de la BBC en Madrid, Steve Kingstone, estas acciones podrían ser una señal de que ETA está lejos de desaparecer tras las últimas detenciones a miembros de su cúpula.

Las posibilidades de ver cumplidas sus reivindicaciones, especialmente la de crear un estado independiente en los territorios que consideran parte de Euskal Herria (País Vasco, Navarra y País Vasco Francés), son más remotas que nunca, dijo Kingstone, pero la organización demostró que es aún capaz de atacar.

El pasado miércoles, una explosión arrasó la casa cuartel de un instituto militar en la ciudad de Burgos, en el norte de España, provocando más de 40 heridos.

El jueves, una bomba colocada en un coche acabó con la vida de dos guardias en Mallorca. De confirmarse la autoría de ETA, ésta sería la primera vez que esta organización consigue matar en esta isla.

"Cada vez están más desesperados y son más peligrosos", le dijo a la agencia de Noticias Reuters el delegado del gobierno en esta isla, Ramón Socias.

"Campaña de verano"

Desde hace 30 años, el grupo separatista también lleva a cabo atentados en zonas turísticas durante la época estival, lo que se ha llegado a llamar la "campaña de verano" de ETA.

En esta ocasión lo habría hecho en el popular destino de Mallorca, el mismo escenario donde hace apenas una semana el presidente del Gobierno, José Luis Rodríguez Zapatero, celebró un consejo de Ministros extraordinario para potenciar el turismo.

Según el Ministerio del Interior español, ETA es responsable de la muerte de 828 personas en las últimas cuatro décadas.

El más reciente atentado mortal hasta ahora había tenido lugar en junio, cuando un policía nacional falleció a consecuencia de un coche bomba en la localidad de Arrigorriaga (Vizcaya, País Vasco).

"Esta locura y este fanatismo criminal cuenta con el desprecio más absoluto de toda la ciudadanía española", dijo Zapatero sobre los atentados.

En busca de una salida

Por primera vez, un gobierno vasco no nacionalista tiene que enfrentarse a los atentados de ETA. El nuevo 'lehendakari' (presidente del ejecutivo de esta comunidad autónoma), el socialista Patxi López, prometió hacer de la lucha contra ETA uno de los pilares de su mandato, que comenzó en mayo de esta año.

Sin embargo, López es criticado por algunos sectores 'abertzales' (nacionalistas), quienes no apoyan una solución basada tan sólo en la persecución policial de ETA, considerado como un grupo terrorista por el gobierno español.

La "perspectiva puramente militar (...) se ha mostrado fallida a la hora de resolver conflictos de naturaleza política. Y por mucho que se empeñen en negarlo los mandatarios, los medios y los intelectuales españoles, el conflicto vasco es un conflicto político previo al nacimiento de ETA", reza el editorial del diario 'abertzale' Gara ('Somos', en euskera) tras los últimos atentados.

Diálogo o policía

Frente a la postura contra la solución policial que comparten los principales partidos políticos españoles, algunos grupos independentistas vascos que apoyaron a ETA en sus comienzos demandan un final dialogado al enfrentamiento sin vencedores ni vencidos.

"La mayoría de la sociedad y de quienes nos reconocemos de izquierdas y 'abertzales' le decimos a ETA que deje la lucha armada para siempre, sin ninguna condición ni contraprestación de una forma verificable. Le pedimos, le exigimos, el cese total y unilateral de la lucha armada" dijo tras el ataque en Mallorca Patxi Zabaleta, un ex militante de la organización que hoy lidera el partido político Aralar.

Pero a punto de cumplirse 50 años de la fundación de ETA, ni su futuro está claro ni se vislumbra una salida a corto plazo. Ambas partes dicen querer poner final a algo que unos llaman "conflicto político" y otros "terrorismo".

Compartir Noticia

Más información sobre El Mostrador

Videos

Más Noticias

Blogs y Opinión

Encuesta

Mercados

TV

Cultura + Ciudad

Deportes