Viernes, 9 de diciembre de 2016Actualizado a las 16:06

Las FARC aceptan responsabilidad en la muerte de gobernador colombiano

por 5 enero 2010

Las FARC aceptan responsabilidad en la muerte de gobernador colombiano
"El objetivo de la retención no era ajusticiarlo, ni hacerle exigencias económicas, sino realizarle un juicio político por corrupto, al haber convertido el dolo y el prevaricato (prevaricación) en piedra angular de su Administración", detalla un comunicado de la guerrilla fechado el 24 de diciembre pasado.

La guerrilla de las FARC aceptó este martes  la responsabilidad por la muerte del gobernador colombiano del Caquetá, Luis Francisco Cuéllar, a quien secuestraron el pasado 22 de diciembre para hacerle un "juicio político" por presunta corrupción.

Así lo expresó el llamado "Bloque Sur" de las Fuerzas Armadas Revolucionarias de Colombia (FARC), en un comunicado fechado el 24 de diciembre pasado y publicado este martes en la página electrónica Anncol, que usualmente da a conocer información de los rebeldes.

Según los guerrilleros, Cuéllar, quien murió degollado y tenía impactos de bala en su cuerpo, fue secuestrado para someterlo a "un juicio político" por presuntos delitos cometidos en su administración.

"El objetivo de la retención no era ajusticiarlo, ni hacerle exigencias económicas, sino realizarle un juicio político por corrupto, al haber convertido el dolo y el prevaricato (prevaricación) en piedra angular de su Administración", detalla el escrito.

Agrega que los actos de corrupción del gobernador llegaban hasta el punto de descontar a cada uno de los empleados alrededor de 50 dólares de sus sueldos mensuales para mantener su puesto de trabajo.

Para las FARC, el desenlace de lo ocurrido con el gobernador Cuéllar "es consecuencia directa de la orden impartida por (el presidente) Álvaro Uribe a las fuerzas militares del rescate a sangre y fuego".

El "Bloque Sur" de las FARC, por otra parte, ratificó "la invariable determinación" de los mandos de la organización de liberar unilateralmente al sargento Pablo Emilio Moncayo, el rehén más antiguo y que está en su poder desde diciembre de 1997, cuando los guerrilleros atacaron un centro de comunicaciones en el suroeste del país.

La senadora opositora Piedad Córdoba, quien gestiona la liberación de estos dos militares anunció que pese al optimismo de la Iglesia católica, la liberación solo se daría a finales de este mes de enero.

En abril pasado, las FARC anunciaron su disposición de dejar en libertad a Moncayo y poco después ofrecieron entregar también al soldado Josué Daniel Calvo y los restos del capitán Julián Guevara, muerto en la selva en 2006 tras ocho años de secuestro.

El presidente Uribe aceptó facilitar las liberaciones de Moncayo y Calvo "por consideración" con las familias de los cautivos, pero ha insistido en que los insurgentes deben comprometerse a entregar a todos los militares y policías secuestrados (24 según el Gobierno). EFE

Más información sobre El Mostrador

Videos

Más Noticias

Blogs y Opinión

Encuesta

Mercados

TV

Cultura + Ciudad

Deportes