Sábado, 3 de diciembre de 2016Actualizado a las 10:48

Anunció cambios en sistemas de inteligencia y de seguridad en aeropuertos

Obama no quiere más errores de la CIA y el FBI

por 7 enero 2010

Obama no quiere más errores de la CIA y el FBI
El mandatario estadounidense tomó cartas en el asunto para que no vuelva a repetirse el episodio que protagonizó el joven nigeriano de 23 años Umar Farouk Abdulmutallab, quien logró abordar cargado de explosivos un vuelo que cubría la ruta entre Amsterdam y Detroit. Dijo que las medidas dispuestas mejorarán "la capacidad de la comunidad de inteligencia de recabar, compartir, integrar, analizar y actuar" de forma rápida y efectiva.

El presidente de EE.UU., Barack Obama, anunció este jueves cambios para mejorar los servicios de inteligencia y la seguridad en los aeropuertos, con el fin de evitar que sucesos como el ocurrido recientemente en un avión de Northwest se repitan.

Obama pidió que la Agencia Central de Inteligencia (CIA), la Oficina Federal de Investigaciones (FBI) y otras agencias investiguen "de inmediato" las pistas sobre amenazas terroristas.

También solicitó que los informes de inteligencia se distribuyan de forma "más amplia y rápida" y que se mejoren los sistemas de análisis y el funcionamiento de las listas de vigilancia de terroristas.

Además, dijo que EE.UU. aumentará el uso de tecnología de registro de los pasajeros en los aeropuertos, incluidos los escáneres con imágenes corporales.

"Expandiremos el uso de sistemas de detección, incluyendo tecnología con imágenes", anunció Obama, como respuesta al intento de atentado el día de Navidad, cuando un avión se disponía a aterrizar en el aeropuerto de Detroit (Michigan, EE.UU.).

En línea con lo señalado el martes, insistió en que los servicios de inteligencia, que tenían información, fallaron a la hora de "atar los cabos" e impedir que el joven nigeriano de 23 años Umar Farouk Abdulmutallab abordara con explosivos en su ropa interior un vuelo que cubría la ruta entre Amsterdam y Detroit.

Aun así, dijo estar menos interesado en repartir culpas que en "aprender de los errores" y aseguró: "en última instancia la responsabilidad es mía", parafraseando el famoso lema del presidente Harry Truman (1945-1953).

"Cuando el sistema falla es mi responsabilidad", insistió.

Durante su breve comparecencia en la Casa Blanca, que se aplazó dos veces durante el día de hoy, explicó que la comunidad de inteligencia había recabado información sobre la filial de Al Qaeda en Yemen, a la que EE.UU. ha vinculado con la trama del atentado fallido.

Insistió en que, a pesar de esos datos, los responsables de inteligencia no dieron prioridad a cierta información "relacionada con un posible ataque contra" Estados Unidos.

Apuntó que eso, a su vez, impidió llegar a la conclusión de que Abdulmutallab estaba planeando un ataque y que su nombre se incluyera en la lista de personas a las que no se permite volar.

"En lugar de un fallo a la hora de recolectar o compartir información de inteligencia, éste fue un fallo a la hora de conectar y entender la (información de) inteligencia que ya teníamos", indicó.

Aseguró que los cambios anunciados mejorarán "la capacidad de la comunidad de inteligencia de recabar, compartir, integrar, analizar y actuar" de forma rápida y efectiva.

El presidente hizo hincapié en que "la mayoría de los musulmanes rechazan Al Qaeda", pero precisó que "cada vez está más claro que buscan reclutar individuos sin vínculos conocidos con terroristas, no sólo en Oriente Medio, sino también en África y otros sitios".

Dijo haber pedido a su equipo de seguridad nacional que desarrolle una estrategia para afrontar los "desafíos planteados por esos reclutas solitarios".

"Es por ello que debemos de comunicar claramente a los musulmanes alrededor del mundo que Al Qaeda no ofrece nada más que una visión trasnochada de miseria y muerte, incluido el asesinato de otros musulmanes", afirmó.

Adelantó que EE.UU. está preparado para reforzar su sistema de defensa pero prometió que el país no sucumbirá a "una mentalidad persecutoria que sacrifica las libertades y valores que celebramos como estadounidenses".

Los comentarios de Obama estuvieron seguidos de los de la Secretaria de Seguridad Nacional, Janet Napolitano y el asesor del presidente en temas contraterroristas, John Brennan.

Napolitano mencionó que en la actualidad existen en los aeropuertos de EE.UU. 40 escáneres corporales especiales, capaces de detectar explosivos, y recordó que se instalarán al menos otros 300 adicionales este año.

Subrayó que "los registros en los aeropuertos internacionales son críticos" y señaló que discutirá la importancia de que se adopten medidas adicionales en todo el mundo durante la reunión que mantendrá en Madrid a finales de mes con sus socios europeos.

Brennan, por su parte, recordó que Estados Unidos sabía que la filial de Al Qaeda en Yemen "aspiraba a atentar contra EE.UU." y advirtió que ahora ha quedado claro que es un grupo "muy preocupante y letal".

Abdulmutallab reconoció durante los interrogatorios con los investigadores del atentado fallido haber recibido entrenamiento de Al Qaeda en Yemen.

Noticias Relacionadas

Más información sobre El Mostrador

Videos

Más Noticias

Blogs y Opinión

Encuesta

Mercados

TV

Cultura + Ciudad

Deportes