Lluvias dejan muerte y destrucción en Perú - El Mostrador

Domingo, 4 de diciembre de 2016Actualizado a las 05:06

Severo invierno altiplánico

Lluvias dejan muerte y destrucción en Perú

por 28 enero 2010

BBC Mundo
Lluvias dejan muerte y destrucción en Perú
Miles de damnificados en las regiones del sur del país requieren alimentos, abrigo, medicamentos y forraje para sus animales, ya que los campos fueron arrasados por deslizamientos de tierra y desbordes de los ríos. Cerca de mil turistas esperaban también ser rescatados en la localidad de Aguas Calientes, entre ellos decenas de chilenos, 80 de los cuales ya fueron llevados a Iquique en un avión Hércules de la FACh. La aeronave regresará el viernes para traer de regreso a Chile a similar número de compatriotas.

Seis días seguidos de torrenciales lluvias en el sur de Perú han ocasionado pérdidas humanas, de ganado y de cultivos, además de destruir puentes y carreteras, y dejar a miles de turistas varados en las ruinas incas.

Las lluvias provocaron daños en al menos 100 casas en la provincia de Huanta, región de Ayacucho, y en 71 escuelas en la región de Huancavelica.

Atilio Huamán, alcalde del distrito de Nuñoa, en Puno, solicitó la declaración de emergencia de ese distrito arrasado por las intensas lluvias, que han ocasionado importantes pérdidas humanas y materiales.

Mientras, continúa, con ciertas dificultades logísticas, el rescate de cientos de turistas varados de la zona de Machu Picchu.

Devastación de cosechas

De acuerdo con el alcalde del distrito de Nuñoa, el desborde de los ríos Nuñoa y Corahuina, ocasionó la muerte de dos personas, de 3.000 crías de alpacas, de 2.000 cabezas de ganado vacuno, ovino y otros animales menores, además de afectar 100 kilómetros de la carretera que une el distrito con varias comunidades campesinas.

El director regional de Educación de Huancavelica, Jacinto Fernández Coca, dijo el jueves a CPN Radio que 71 colegios de siete provincias de esa región fueron dañados por las lluvias y las inundaciones.

Indicó que los muros de seguridad, jardines y campos deportivos de las escuelas y colegios, así como los materiales didácticos, computadoras, televisores, instrumentos musicales y laboratorios, fueron destruidos parcial o totalmente.

Muertos y desaparecidos

Las autoridades de estas regiones se unieron a la demanda de Puno, también en el extremo sur de Perú, para que sean declaradas en emergencia, como pasó con Cusco y Apurímac a inicio de la semana por las torrenciales lluvias que han dejado al menos cinco personas muertas, cuatro desaparecidas, y casi 20.000 afectadas en la región.

El presidente regional del departamento de Apurímac, David Salazar, dijo el jueves que cuatro personas desparecieron como resultado de un deslizamiento en la ruta Abancay-Cusco.

"Las intensas lluvias están haciendo que los cerros se vuelvan movedizos y ocurran los deslizamientos", dijo Salazar.

Según el colaborador de BBC Mundo en Perú, Javier Lizarzaburu, cada vez hay más preocupación en estas regiones, por lo que se han unido a la demanda de Puno, también en el extremo sur de Perú, para ser declaradas en emergencia, como pasó con Cusco y Apurímac a inicio de la semana por las torrenciales lluvias que han dejado al menos cinco personas muertas, cuatro desaparecidas y casi 20.000 afectados en la región.

Los damnificados requieren ayuda consistente en alimentos, abrigo, medicamentos y avena forrajera para sus animales, porque muchos pastos fueron arrasados por los deslaves de lodo y los desbordes de los ríos.

Sobornos de los turistas

En este contexto, el rescate de cientos de turistas en el sureste de Perú sigue su curso, con algunas demoras, mientras crecía el jueves la molestia de los visitantes por el desorden y la separación de familias para poder salir de la zona de Machu Picchu, afectada por las intensas lluvias desde hace casi una semana.

Helicópteros de fuerzas de seguridad de Perú y Estados Unidos, y de algunas compañías privadas han evacuado, desde el lunes, a más de 1.000 turistas de diferentes nacionalidades.

La fuertes precipitaciones, las peores en 15 años, cortaron tramos de rieles de ferrocarril, la principal vía terrestre para llegar a Machu Picchu, ubicado a unos 2.450 metros sobre el nivel del mar y 1.100 kilómetros al sureste de Lima.

Algunos se quejaron de que turistas adinerados, mayormente europeos y estadounidenses, lograron salir primero pagando altas sumas de dinero sin respetar la prioridad para los ancianos, niños, mujeres gestantes o enfermos.

En la localidad de Aguas Calientes aún permanecen 1.000 turistas a la espera de ser rescatados, según las autoridades, aunque la cifra podría elevarse a la espera de más de 600 visitantes atrapados en la zona denominada Camino del Inca, la única ruta peatonal hacia Machu Picchu.

El ministro de Comercio Exterior y Turismo, Martín Pérez, dijo a periodistas que se espera para el jueves la evacuación de al menos 800 turistas, siempre y cuando las condiciones del clima sean favorables.

Los rescatados son llevados al pueblo de Ollantaytambo, cerca la ciudad del Cusco, que no ha sufrido mucho por las lluvias, que según funcionarios de Defensa Civil podrían durar hasta el fin de semana, aunque con menor intensidad.

Chilenos a salvo

Los primeros 80 chilenos aislados en el sector de Machu Picchu a causa de las torrenciales lluvias llegaron este juefves a la ciudad de Iquique, a bordo de un Hércules C-130 de la Fuerza Aérea de Chile (FACh).

La aeronave volverá a Perú el viernes para recoger a otro grupo de compatriotas,  que se mantienen en el lugar junto con turistas de diversas nacionalidades, trasladados en helicópteros de la Fuerza Aérea peruana desde Aguas Calientes.

El Hércules C-130 cuenta con una capacidad para 80 personas y realizará los viajes que sean necesarios entre Cuzco e Iquique para trasladar a todos los turistas chilenos, los cuales serán derivados a sus lugares de origen en vuelos comerciales.

Más información sobre El Mostrador

Videos

Más Noticias

Blogs y Opinión

Encuesta

Mercados

TV

Cultura + Ciudad

Deportes