Viernes, 2 de diciembre de 2016Actualizado a las 17:04

Muerte de deportista georgiano tiñe de luto los Juegos Olímpicos de Invierno

por 12 febrero 2010

Muerte de deportista georgiano tiñe de luto los Juegos Olímpicos de Invierno
Tras ser sometido a la maniobras de resucitación, el atleta fue trasladado en ambulancia al centro médico y luego evacuado en helicóptero. Poco después fuente del Comité Olímpico Internacional informaron de su fallecimiento en el hospital.

La jornada inaugural de los Juegos Olímpicos de invierno de Vancouver 2010 se tiñó de luto con la muerte del georgiano Nodar Kumaritashvili, de 21 años, como consecuencia de las lesiones sufridas en un trágico accidente mientras se entrenaba para la prueba de luge (trineo) en la utrarápida y peligrosa pista de Whistler.

Nodar Kumaritashvili, que nació el 25 de noviembre de 1988 en Borjomi (Georgia), perdió el control de su trineo a alta velocidad, salió despedido fuera del trazado por la parte exterior del mismo y acabó golpeándose violentamente contra un pilar de la instalación de Whistler.

El accidente sucedió en la última curva del trazado, bautizada como 'Thunderbird' (pájaro del trueno), y en la última sesión de entrenamientos antes de la competición, que debería empezar el sábado.

Tras ser sometido a la maniobras de resucitación (masaje cardíaco y respiración boca a boca), el atleta georgiano fue trasladado en ambulancia al centro médico y luego evacuado en helicóptero. Poco después fuente del Comité Olímpico Internacional informaron de su fallecimiento en el hospital.

Se estima que en el momento del accidente Kumaritashvili iba a unos 145 kms/h sobre una pista que está considera la más rápida y peligrosa del mundo. Más de una docena de atletas se han accidentado en esta pista durante la preparación olímpica.

El entrenamiento fue enseguida suspendido, y los directivos de la Federación Internacional de Luge se reunieron con los responsables de los equipos de cada país parta evaluar la situación y tomar una decisión sobre la idoneidad o no de seguir adelante con la competición.

Kumaritashvili había competido en cinco carreras de la Copa del Mundo de luge de esta temporada y ocupaba el puesto 44 del ránking mundial.

El georgiano es la primera víctima mortal en unos Juegos Olímpicos de invierno tras la del suizo Nicolas Bochatay en Albertville'92.

La anterior muerte en unos Juegos Olímpicos de invierno fue la del suizo Nicolas Bochatay en Albertville'92, quien, a los 27 años, murió el 22 de febrero de ese año en la estación francesa de Les Arcs cuando se preparaba para la final de esquí de velocidad, modalidad de exhibición de esos Juegos y en la que se alcanzaban velocidades superiores a los 200 kilómetros por hora.

El presidente del Comité Olímpico Internacional, Jacques Rogge, mostró su pesar público por esta tragedia y anunció que el accidente que "está siendo investigado".

El presidente del COI se mostró "profundamente consternado" por la muerte de Kumaritashvili. "Es difícil mantener la compostura en un momento como éste. Hoy es un día triste. Hablamos de un joven con una pasión que perseguía el sueño de ser olímpico", dijo.

John Furlong, presidente del comité organizador (VANOC), también mostró su consternación por la muerte de "un joven que llegó a Vancouver con un sueño" y que los conocían "destacan de él su gran espíritu y su ilusión por ser olímpico".

"Estamos destrozados. Esto es algo para lo que no estoy ni estaré preparado. Haremos todo lo que esté en nuestra mano para apoyar a su familia, a sus amigos, a sus compañeros de equipo", dijo Furlong.

Para el presidente de la Federación Internacional de Luge, el alemán Josef Fendt, se trata de "un terrible accidente". "Esto es lo más grave que puede suceder en el deporte, y nuestros pensamientos y los de toda la familia del luge está naturalmente con todos a los que ha afectado este hecho", dijo.

Más información sobre El Mostrador

Videos

Más Noticias

Blogs y Opinión

Encuesta

Mercados

TV

Cultura + Ciudad

Deportes