Sábado, 10 de diciembre de 2016Actualizado a las 14:45

Luego de altercado en la Cumbre del Grupo de Río

Chávez está "dispuesto" a reunirse con Uribe para mejorar la relación

por 25 febrero 2010

Chávez está
"Sentarnos como caballeros a conversar, a discutir, bien", dijo Chávez en una rueda de prensa en el Palacio presidencial de Miraflores, donde reiteró que lamentaba el incidentepero también denunció una campaña "permanente" de Colombia para crear "animadversión" con respecto a Venezuela.

El presidente de Venezuela, Hugo Chávez, se declaró "dispuesto" este jueves a reunirse con su colega de Colombia, Álvaro Uribe, para tratar de mejorar la relación entre ambos tras el altercado ocurrido durante la cumbre del Grupo de Río en México.

"Sentarnos como caballeros a conversar, a discutir, bien", dijo Chávez en una rueda de prensa en el Palacio presidencial de Miraflores, donde reiteró que lamentaba el altercado entre ellos pero también denunció una campaña "permanente" de Colombia para crear "animadversión" con respecto a Venezuela.

"Yo quiero pasar la página (...) Estamos en la mejor de las disposiciones no solo para sentarnos con el grupo de amigos de testigos (...) pero que cesen las agresiones contra nosotros", dijo.

"Habría que revisar a fondo el entramado de las relaciones", consideró Chávez, quien también reiteró que "la oligarquía (colombiana) agrede permanentemente a Venezuela" porque, en su opinión, "tienen miedo al contagio" de la "revolución" que él dice liderar en Venezuela.

Comentó que "en el marco del respeto, de la decencia", él estará dispuesto a conversar con Uribe o con cualquier otro presidente "como muchas veces" lo hizo en anteriores ocasiones.

El presidente venezolano calificó de "lamentable el altercado que hubo en Cancún" y afirmó: "nosotros siempre estaremos defendiendo la verdad con argumentos".

"Es lamentable...perder el control, empezar a gritar; un lamentable acontecimiento", manifestó Chávez sobre el altercado, antes de subrayar "las muchas presiones que carga el presidente de Colombia".

"No es fácil ser anfitrión del imperio", agregó Chávez, en alusión a Estados Unidos y su utilización de bases militares en Colombia, hecho que generó el último episodio de crisis entre ambos países vecinos.

Agregó que en México le dio "mucho gusto" conversar con el nuevo presidente de Panamá, Ricardo Martinelli, y añadió que este le dijo que se iba a llevar una sorpresas porque iban a ser "buenos amigos".

Destacó también que estrechó la mano de la presidente electa de Costa Rica, Laura Chinchilla.

Chávez agregó que quería asimismo agradecer a todos los presidentes su confianza al encargar a Venezuela la primera conferencia del nuevo organismo creado en la cumbre en México y resaltó que no hubo "nadie en contra".

Con respecto al altercado ocurrido entre Uribe y él, destacó la intervención del presidente cubano, Raúl Castro, para "que no pasara a mayores" y "todo el mundo calló".

"Hasta (calló) el presidente de Colombia que (...) como un boxeador no oía la campana", dijo en alusión a anteriores solicitudes de calma de los presidentes de México, Felipe Calderón, y de República Dominicana, Leonel Fernández.

"Estaba fuera de sí", comentó Chávez al hablar de Uribe que, según él, "se hubiera venido" contra él "físicamente" a no ser por la mesa que les separaba.

Señaló también que los países amigos, en su afán de mediar, les llamaron a ambos "así como los niños que se portan mal en el colegio".

Noticias Relacionadas

Más información sobre El Mostrador

Videos

Más Noticias

Blogs y Opinión

Encuesta

Mercados

TV

Cultura + Ciudad

Deportes