Vaticano niega haber encubierto abusos sexuales en EE.UU. - El Mostrador

Viernes, 9 de diciembre de 2016Actualizado a las 14:05

Vaticano niega haber encubierto abusos sexuales en EE.UU.

por 26 marzo 2010

BBC Mundo
Vaticano niega haber encubierto abusos sexuales en EE.UU.
Condenó las versiones de que el papa Benedicto XVI ignoró el caso de un cura que abusó de niños sordos en EE.UU.

El Vaticano rechazó las acusaciones de que el papa Benedicto XVI ignoró el caso de un cura acusado de abusar sexualmente de 200 menores sordos en Estados Unidos hace dos décadas.

Un editorial del periódico del Vaticano, L'Osservatore Romano, calificó a los alegatos de "innobles" ataques al Papa y aseguró de que no hubo "encubrimiento", como reportó el jueves el diario The New York Times.

Por su parte, un asesor del Papa, el cardenal José Saraiva Martins, le dijo a los periodistas en Roma que hay una "conspiración" en contra de la iglesia, pero no especificó quiénes son los responsables.

Entre tanto, un grupo de víctimas de abusos cometidos por clérigos fueron detenidos brevemente por la policía italiana cuando improvisaban una conferencia de prensa sin autorización en las afueras del Vaticano.

"Encubrimiento" por años

El caso que divulgó The New York Times se remonta a la década de los años 90, cuando un arzobispo de Estados Unidos se quejó del cura Lawrence C. Murphy ante la Congregación para la Doctrina de la Fe -la oficina del Vaticano que manejaba el futuro pontífice, Joseph Ratzinger- y aparentemente no recibió respuesta.

Murphy fue acusado de haber abusado sexualmente de unos 200 niños en la escuela para sordos de Saint John, en el estado de Wisconsin, entre 1950 y 1974.

Una de sus víctimas le dijo a la BBC que Benedicto XVI tuvo conocimiento del encubrimiento "durante muchos años".

Arthur Budzinski, quien ahora tiene 61 años, afirmó que el Papa debería confesar lo que sabe: "Todo conduce a él; él estaba a cargo de este tipo de casos".

Pero el portavoz oficial del pontífice, Federcio Lombardi, dijo que el caso sólo llegó al Vaticano en 1996, dos décadas después de que la diócesis de Milwaukee, en Wisconsin, se enterara de las acusaciones y dos años antes de la muerte de Murphy.

Lombardi agregó que se le solicitó a la diócesis que limitara el ministerio del padre Murphy y que le pidiera al sacerdote que aceptara su total responsabilidad por la gravedad de sus actos.

El portavoz añadió que la policía investigó las denuncias en ese momento, pero no presentó cargos.

Demanda contra Milwaukee

El corresponsal de la BBC Robert Pigott comentó desde Milwaukee que este caso es particularmente impactante, porque el cura no sólo abusó de niños sordos -como él mismo reconoció antes de morir en 1998-, sino que además fue transferido a otra diócesis en la que seguía teniendo contacto con menores.

Piggot aclaró que, si bien no hay evidencia directa contra el entonces cardenal Joseph Ratzinger, es una incómoda confluencia de eventos para el Vaticano.

Cinco hombres han presentado una demanda contra la arquidiócesis de Milwaukee, alegando que no tomó medidas suficientes en contra del cura acusado de pederastia.

Según las denuncias, Murphy acosaba a sus víctimas en sus dormitorios, en viajes escolares e incluso en el confesionario.

Otros casos

Según el corresponsal de la BBC en el Vaticano, David Willey, "casi no pasa semana en la que no haya en los medios de comunicación una nueva acusación de abusos sexuales de niños por parte de sacerdotes católicos".

Willey añadió que las excusas del Vaticano son "bastante débiles" y que la evidencia muestra que los curas denunciados frecuentemente eran trasladados a otras parroquias en lugar de ser castigados.

La semana pasada, el Papa pidió disculpas a las víctimas de décadas de abusos sexuales y maltratos por parte de clérigos en Irlanda.

Pero aún no se ha pronunciado sobre su manejo de un caso pederastia cometida por un sacerdote alemán, que ocurrió cuando Ratzinger supervisaba la arquidiócesis de Munich.

El reverendo Peter Hullermann había sido acusado de abusar de niños cuando el ahora pontífice aprobó su transferencia en 1980 a Munich, con el fin de que recibiera tratamiento psicológico.

Hullermann fue declarado culpable de abusar de un menor en 1986, pero siguió dentro de la Iglesia Católica por otras dos décadas.

Compartir Noticia

Más información sobre El Mostrador

Videos

Más Noticias

Blogs y Opinión

Encuesta

Mercados

TV

Cultura + Ciudad

Deportes