Corte argentina condena a 25 años a último Presidente militar - El Mostrador

Sábado, 10 de diciembre de 2016Actualizado a las 11:50

Corte argentina condena a 25 años a último Presidente militar

por 21 abril 2010

BBC Mundo
Corte argentina condena a 25 años a último Presidente militar
La sentencia recayó sobre el general en retiro Reynaldo Bignone, por el secuestro y la tortura de 56 personas en dos centros clandestinos de detención.

Una corte en Argentina sentenció a 25 años de cárcel al último presidente de facto de Argentina, el general retirado Reynaldo Bignone, por el secuestro y la tortura de 56 personas en dos centros clandestinos de detención.

Los centros funcionaban en el cuartel Campo de Mayo, en el oeste de Buenos Aires, el mayor lugar de detención ilegal de personas durante el último período militar (1976-1983).

Bignone, quien ocupó la presidencia entre 1982 y 1983, había sido director de la guarnición de ejército terrestre de Campo de Mayo entre 1976 y 1978, cuando ocurrieron los delitos.

Esta es la primera condena contra el ex militar, de 82 años, quien cumple detención preventiva domiciliaria y también enfrenta otros procesos por el presunto robo de hijos de desaparecidos, y por el secuestro y tortura de personal médico de un hospital de Buenos Aires.

Además de Bignone, el tribunal declaró culpables a otros cinco jefes militares por los crímenes cometidos en esa unidad militar bonaerense.

Entre ellos están el ex comandante de Institutos Militares, el ex general Santiago Riveros, y el ex jefe de Inteligencia de Campo de Mayo, el general Fernando Verplaetsen, quienes cumplen condenas a cadena perpetua en otro juicio por delitos de lesa humanidad.

Los condenados no estuvieron presentes para oír el veredicto, que sí fue seguido -y aplaudido- por un gran número de familiares de víctimas y organizaciones de derechos humanos.

Fuerte defensa

Cuando comenzó la audiencia de este martes, horas antes de que se pronunciaran los jueces, Bignone había defendido su accionar durante su descargo ante la corte.

"Fue una guerra. Lo real era que existían clandestinas organizaciones terroristas que no eran demasiado jóvenes ni idealistas, su ideal era la toma del poder por la fuerza subversiva. Tenían combatientes, tácticas... fabricaban bombas, cargamento. Mataban indiscriminadamente y a traición. Asaltaban y cambiaban su identidad", se justificó el ex mandatario de facto.

Bignone también cuestionó la cifra de desparecidos durante el último régimen militar estimada por los organismos de derechos humanos.

"Se machaca con que hay 30.000 desaparecidos. Jamás se mostró la veracidad de esta cifra. No niego que la desaparición de personas sea delito en paz, (pero) en tiempos de guerra tiene otra clasificación", aseguró.

"Nunca se demostró que, en diez años de guerra, fueron más de 8.000. Se baraja la cifra de bebés desaparecidos; resulta sensible e impactante. Pero en todos los casos son dichos por terceros", señaló.

El último gobernante militar de Argentina también negó tajantemente que la violencia de los llamados "años de plomo" constituyera un genocidio, afirmando que lo ocurrido en Argentina "no se adapta en lo más mínimo al concepto internacional de genocidio".

Reacciones

Los organismos de derechos humanos expresaron su satisfacción por las sentencias, que aplicaron las condenas máximas exigidas por la querella.

Además, celebraron la decisión de la corte de revocar la prisión domiciliaria para los acusados, quienes deberán cumplir su sentencia en una cárcel común

Gonzalo Conte, de Memoria Abierta, una coalición de organismos no gubernamentales dedicada a los derechos humanos, resaltó a BBC Mundo la importancia histórica del veredicto.

"Esto servirá para que no se vuelva a repetir el pasado", dijo.

El experto destacó la "agilidad" de la justicia en este caso, que tardó menos de 6 meses para concluir el proceso.

En ese sentido, señaló que hasta el momento sólo se ha podido llevar a juicio a menos de 400 de los cerca de 1.400 presuntos represores que "deberían estar procesados" por crímenes de lesa humanidad durante el régimen militar.

"Si no se aceleran los tiempos de la justicia se tardará tres décadas en enjuiciar a todos, y muchos de los acusados tienen más de 70 años", remarcó.

Más información sobre El Mostrador

Videos

Más Noticias

Blogs y Opinión

Encuesta

Mercados

TV

Cultura + Ciudad

Deportes