Sábado, 3 de diciembre de 2016Actualizado a las 16:30

Tras crisis del Euro

Unión Europea advierte necesidad de cambios profundos para no perder el lugar

por 8 mayo 2010

Unión Europea advierte necesidad de cambios profundos para no perder el lugar
Los líderes ven peligro de “riesgo sistémico” y están dispuestos a defender la moneda única “cueste lo que cueste”, lo cual se haría a través del Banco Central Europeo (BCE) y con la participación de la Comisión Europea. Tanto la Comisión, el Consejo y todos los Estados miembros están preparados a adoptar todas las medidas necesarias para defender la estabilidad de la divisa.

El denominado “Grupo de Sabios” para el futuro de la Unión Europea (UE), dirigido por el ex presidente del Gobierno español Felipe González, instó este sábado a los 27 países que la conforman a que adopten cambios rápidos y reformas que permitan a Europa mantener una posición fuerte y competitiva en el mundo.

Esta es la conclusión a la que llegó el grupo compuesto por una docena de personalidades de distinto ámbito a petición de los líderes europeos, el cual fue presentado este sábado.

El documento señala que "todos los miembros coincidimos en algo fundamental: que los europeos nos encontramos en un punto crítico de nuestra historia", por lo que se hace necesario "movilizar las energías de todos, en cada nivel de la sociedad -responsables políticos y ciudadanos, empresarios y trabajadores- en un renovado proyecto común".

Los expertos estiman que producto del giro que está atravesando el orden mundial, tanto en la escala económica como en la política, Europa debe transformarse en un “agente de cambio y no soportarlo pasivamente”.

Por tal motivo, llaman a los 27 países de la UE a que enfrenten de forma decidida la crisis económica y a conectar las acciones necesarias anticrisis con las reformas de medio y largo plazo.

"Europa es la región más golpeada por una crisis que, aunque surgida al otro lado del Atlántico, ha puesto de relieve los problemas estructurales que venían detectándose desde hacía tiempo y que, de no enfrentarse ya, tendrán consecuencias dramáticas en el futuro", mencionan en el comunicado.

Los “sabios” explican que la crisis aparece como el “parteaguas en la historia de una nueva realidad mundial que se viene configurando hace más de dos décadas".

"Todo indica que habrá ganadores y perdedores en este cambio global, y si la Unión Europea no quiere estar entre estos últimos, como viene ocurriendo, tiene que reaccionar ya, definir estrategias de reformas para el horizonte de los próximos 20 años, aunar fuerzas, movilizar recursos y pasar a la acción", precisan.

El Grupo de Reflexión para el futuro de la UE pide a los gobiernos que mantengan las medidas anticrisis para garantizar el crecimiento y el empleo y reclama a los países "que tienen margen de maniobra" en sus cuentas públicas que asuman un mayor liderazgo.

La defensa del Euro

Asimismo, los líderes de los Estados que comparten el euro están dispuestos a defender la moneda única “cueste lo que cueste”, mecanismo que se haría en torno al Banco Central Europeo (BCE) y con la participación de la Comisión Europea.

Ya el propio Herman Van Rompuy, presidente del Consejo Europeo, dijo tajantemente que la Comisión, el Consejo y todos los Estados miembros están dispuestos a adoptar todas las medidas necesarias para defender la estabilidad de la divisa.

Una forma para llevar a cabo esto es inyectar liquidez a los mercados o comprar deuda pública. Sin embargo, el detalle de las medidas podrían precisarse en la reunión de los ministros de Economía de los 27 países de la UE que se realizará este domingo, en Bruselas.

Se estima que en este encuentro se ponga en la mesa una ayuda de 70.000 millones de euros.

La ayuda a Grecia


El encuentro extraordinario del Eurogrupo fue convocada inicialmente para ratificar la ayuda de 80.000 millones de euros a Grecia y que fue acordada el domingo pasado por los ministros de Economía.

A pesar que la discusión se tornó sobre la ayuda a Atenas, posteriormente derivó en un debate más tenso y centrado en las medidas que hay que tomar para evitar una extensión de la crisis y el contagio a toda la zona euro.

Tras un extenso debate se logró un acuerdo, centrado principalmente en la preocupación sobre el tipo de medidas que se podían emplear ante la gravedad de la situación.

Sin embargo, las dificultades para lograr un acuerdo más extenso provendrían de la resistencia de la canciller alemana Angela Merkel, quien se opuso a la participación del BCE para conservar su independencia.

Reunión del G-7

La crisis europea ha motivado, además, que los ministros de Economía del G-7 que reúne las siete principales economías industrializadas (Estados Unidos, Japón, Alemania, Francia, Reino Unido, Italia y Canadá) se reúnan urgentemente para analizar el tema.

En tal sentido, se espera que este domingo se sostenga una reunión de los siete países más industrializados por videoconferencia, la cual se centraría en la investigación abierta por el secretario del Tesoro de Estados Unidos, Timothy Geithner, tras haber recibido ciertas informaciones sobre movimientos especulativos concertados en la Bolsa de Nueva York.

Funcionarios de la Reserva Federal expresaron la preocupación por la situación y el presidente de Estados Unidos, Barack Obama, expresó su apoyo a Merkel en sus esfuerzos para salvar a Grecia. "Acordamos la importancia de dar una fuerte respuesta política de la comunidad internacional", dijo Obama.

Más información sobre El Mostrador

Videos

Más Noticias

Blogs y Opinión

Encuesta

Mercados

TV

Cultura + Ciudad

Deportes