Sábado, 10 de diciembre de 2016Actualizado a las 11:20

Brown renuncia como líder laborista para facilitar pacto con los liberales

por 10 mayo 2010

Brown renuncia como líder laborista para facilitar pacto con los liberales
"La razón por la que tenemos un 'Parlamento colgado' (sin mayoría absoluta) es que ningún partido ni ningún líder fue capaz de lograr un apoyo pleno del país", dijo el primer ministro.

El primer ministro británico, Gordon Brown, renunciará como líder del Partido Laborista para facilitar un eventual acuerdo con el Partido Liberal Demócrata, en el intento de formar un Gobierno "progresista" tras las elecciones del pasado 6 de mayo.

Brown hizo este anuncio en una declaración ante el 10 de Downing Street, en la que explicó que seguirá provisionalmente al frente del Gobierno, a la espera de que se resuelvan los contactos entre los distintos partidos políticos para lograr una mayoría parlamentaria que garantice un Ejecutivo estable a largo plazo en el Reino Unido.

"La razón por la que tenemos un 'Parlamento colgado' (sin mayoría absoluta) es que ningún partido ni ningún líder fue capaz de lograr un apoyo pleno del país", dijo el primer ministro.

"Como líder de mi partido, debo aceptar esto como un juicio sobre mi. Por lo tanto, tengo la intención de pedir al Partido Laborista que ponga en marcha el proceso necesario para la elección de su propio liderazgo", manifestó Brown.

El primer ministro expresó su confianza en que este proceso "se haya completado a tiempo para que el nuevo líder esté en el cargo para cuando llegue el Congreso del Partido Laborista (a finales del próximo mes de septiembre)" y añadió: "no participaré en esa elección y no apoyaré a ningún candidato en particular".

En un inesperado giro al proceso de negociación que estaban siguiendo el Partido Conservador de David Cameron, ganador sin mayoría de los comicios, y el Partido Liberal Demócrata de Nick Clegg, Brown informó también de que éste último le expresó su intención de entablar "negociaciones formales" con el laborismo.

"El señor Clegg me acaba de informar de que, aunque tiene la intención de mantener el diálogo iniciado con los conservadores, ahora desea mantener negociaciones formales con el Partido Laborista", explicó el primer ministro.

Brown consideró que "el interés de la nación" justifica que haya aceptado esa propuesta de Clegg para mantener contactos y anunció que "el Gobierno se reunirá pronto" para analizar la situación.

"Se va a establecer un proceso formal de negociación política a partir de similares disposiciones a las establecidas por el secretario del gabinete para las negociaciones entre otros partidos", indicó el líder laborista, que subrayó que el primer asunto sobre la mesa en esos contactos será la crisis económica.

"La primera prioridad debería ser acordar un plan de reducción del déficit para respaldar el crecimiento económico y volver a una situación de pleno empleo", concluyó Brown, quien hizo la lectura de que las urnas respaldaron el 6 de mayo un "Gobierno progresista".

Con esta inesperada declaración, Brown parece excluirse como futuro primer ministro, una las exigencias de los liberaldemócratas para pactar con los laboristas en el caso de que, como ocurrió el pasado jueves, no fueran la fuerza más votada.

La noticia se conoció después de que los parlamentarios liberaldemócratas exigieran que se aclaren varios puntos antes de dar el visto bueno a un eventual acuerdo con los conservadores para la formación de un nuevo Gobierno.

El parlamentario David Laws, uno de los miembros del equipo negociador por parte de los liberaldemócratas, manifestó al término de esa reunión que sus compañeros quisieron aclarar cuáles son los términos de la propuesta "tory" en tres puntos clave: financiación de la educación, mejorar del sistema fiscal y reforma electoral.

Estos son los elementos centrales del programa de los liberaldemócratas, que, pese a conseguir un resultado electoral peor que hace cinco años, se convirtieron el jueves en la fuerza clave para la formación de un Gobierno después de que las urnas produjeran, por primera vez desde 1974, un parlamento sin mayoría.

Laws explicó que sus compañeros de partido también estuvieron de acuerdo en que es necesario garantizar un Gobierno "estable y sólido" para los próximos años, en el contexto de una grave crisis económica, en la que es necesario recortar el déficit.

"Lo primero que tenemos que hacer es asegurarnos de que tenemos un Gobierno que no sólo tiene que ser estable por una cuestión de interés nacional, sino que puede hacer frente a desafíos muy difíciles como la reforma política y la situación económica", dijo.

Laws afirmó que su partido entiende que no es bueno para el país esta situación de incertidumbre, pero pidió un poco de paciencia para que se pueda cerrar un acuerdo duradero.

"Aunque somos conscientes de que tenemos que tomar rápido una decisión, lo que sí fue una decisión clara del grupo parlamentario, es que tenemos que hacerlo bien", añadió.

Más información sobre El Mostrador

Videos

Más Noticias

Blogs y Opinión

Encuesta

Mercados

TV

Cultura + Ciudad

Deportes