Viernes, 9 de diciembre de 2016Actualizado a las 12:29

Falsa alarma gatilla evacuación de la Estatua de la Libertad

por 21 julio 2010

Falsa alarma gatilla evacuación de la Estatua de la Libertad
Según el Servicio Nacional de Parques, que controla el acceso al monumento y a la isla frente a Manhattan en la que se encuentra, uno de los sensores de humo de un ascensor resultó estar defectuoso y se activó pese a que no había humo en su interior.

La Estatua de la Libertad de Nueva York fue evacuada este miércoles  después que se activara por error un detector de humo en uno de sus ascensores, poco después, las autoridades reabrieron la entrada a los visitantes del célebre monumento.

Cientos de turistas que pasadas las 17.00 GMT visitaban la estatua más famosa de la Gran Manzana tuvieron que abandonar el interior del monumento ya que sus responsables pensaron que se había producido un incendio en la estructura de "Lady Liberty", como se le conoce en Nueva York.

Según el Servicio Nacional de Parques, que controla el acceso al monumento y a la isla frente a Manhattan en la que se encuentra, uno de los sensores de humo de un ascensor resultó estar defectuoso y se activó pese a que no había humo en el interior de la estatua.

Señaló además que el desalojo se produjo sin problemas y que se pudo reabrir a las 18.40 GMT el acceso a la popular estatua de 93 metros de altura y 225 toneladas de peso.

Los encargados especulan que el detector defectuoso saltó debido al sobrecalentamiento de uno de los motores del vehículo que se utiliza para subir a la parte alta de la estructura.

El acceso a la Estatua de la Libertad se cerró después de los ataques a las Torres Gemelas el 11 de septiembre de 2001, aunque en agosto de 2004 se reabrió al público la base del monumento y bajo estrictos controles sobre el acceso a la isla.

Desde el año pasado, el observatorio situado en la corona de la Estatua de la Libertad, al que se accede por una estrecha escalera en espiral de 168 peldaños, se reabrió al público y desde entonces ha recibido la visita de unas 85.000 personas.

El monumento, obra en cobre del escultor Frédéric Auguste Bartholdi, se forjó en Francia y fue transportada en barco a Nueva York, donde se instaló en 1886 como regalo del pueblo francés a Estados Unidos para conmemorar el centenario de la independencia de este país.

Compartir Noticia

Más información sobre El Mostrador

Videos

Más Noticias

Blogs y Opinión

Encuesta

Mercados

TV

Cultura + Ciudad

Deportes