Guía para practicar abortos, la nueva polémica que se instaló en Argentina - El Mostrador

Viernes, 9 de diciembre de 2016Actualizado a las 16:06

Documento fue publicado en la página del Ministerio de Salud trasandino

Guía para practicar abortos, la nueva polémica que se instaló en Argentina

por 21 julio 2010

BBC Mundo
Guía para practicar abortos, la nueva polémica que se instaló en Argentina
La "Guía Técnica para la Atención Integral de los Abortos No Punibles" indica que los médicos deben realizar una interrupción del embarazo a toda mujer violada que así lo solicitase y que presente una declaración jurada en la que afirma haber sido abusada. Con ello se reabrió un viejo debate respecto a cuáles son los casos en los que el aborto no es penado por la ley.

Una guía difundida por el Ministerio de Salud de Argentina que estipula el protocolo que deben seguir los médicos en casos de interrupciones legales del embarazo reabrió el debate en ese país respecto al polémico tema del aborto.

La Guía Técnica para la Atención Integral de los Abortos No Punibles, publicada en el sitio oficial del Ministerio el martes, indica que los médicos deben realizar una interrupción del embarazo a toda mujer violada que así lo solicitase y que presente una declaración jurada en la que afirma haber sido abusada.

La nueva disposición actualiza un protocolo de 2007 en el que se indicaba que las pacientes debían presentar "constancia de la denuncia judicial o policial de la existencia de la violación" para poder exigir un aborto.

Para algunos, las nuevas reglas significan una legalización de hecho del aborto, una práctica que está prohibida por la ley argentina.

La publicación del nuevo documento del Ministerio de Salud reabrió un viejo debate respecto a cuáles son los casos en los que el aborto no es punible.

Interpretación legal

El artículo 86 del Código Penal argentino establece que un aborto es legal "si el embarazo proviene de una violación o de un atentado al pudor cometido sobre una mujer idiota o demente".

Algunos expertos legales interpretan que el párrafo únicamente permite la interrupción del embarazo si la persona que fue abusada sufre una deficiencia mental.

Otros, en cambio, afirman que se trata de dos supuestos distintos: por un lado, puede abortar toda mujer violada, y por otro, tienen ese derecho las mujeres idiotas o dementes que quedaron embarazadas sin su consentimiento.

Para agregar a la confusión sobre cómo se debe proceder en caso de un pedido de interrupción de embarazo, este miércoles el Ministerio de Salud envió un comunicado "aclarando" que el titular de la cartera, Luis Manzur, "no ha firmado resolución alguna respecto de la Guía Técnica para la Atención Integral de los Abortos No Punibles".

Algunos medios interpretaron esto como una retractación del gobierno.

Sin embargo, una portavoz del ministerio dijo a BBC Mundo que el comunicado pretende simplemente aclarar que la guía es una "recomendación" y no una "resolución" de esa cartera, por lo que no tiene rango legal.

No obstante, la vocera aclaró que a partir de ahora estará vigente la nueva guía, que recomienda a los médicos practicar abortos a mujeres que presenten una declaración jurada afirmando haber sido violadas.

La nueva disposición también permite que los doctores se rehúsen a interrumpir un embarazo si tienen una objeción de conciencia, pero advierte que los reparos no podrán ser institucionales y que el derecho al aborto deberá ser garantizado por cada centro de salud.

Polémica reabierta

El anuncio del Ministerio reabrió el debate sobre la penalización del aborto en Argentina.

Varios legisladores y expertos legales aprovecharon el momento para expresar su punto de vista en los diferentes medios del país.

"500.000 mujeres interrumpen sus embarazos todos los años en Argentina y unas 60.000 son hospitalizadas como consecuencia de prácticas mal realizadas", señaló la diputada de Libres del Sur Cecilia Merchán.

"En la actualidad el aborto es un negocio. A muchos que están en contra de la legalización les conviene que siga siendo clandestino", acusó, en declaraciones al canal de noticias América 24.

Por su parte, el abogado Christian Hooft, vicepresidente de la Alianza Cristiana de Iglesias Evangélicas de la República Argentina (Aciera), cuestionó la capacidad del Poder Ejecutivo de interpretar el Código Penal a través de una resolución administrativa.

"No pueden decir cómo se debe actuar en caso de un delito (como la violación) sin investigar o recabar una prueba", dijo al diario La Nación, agregando que "lo de la declaración jurada no existe".

En apariciones televisivas el letrado también exigió que el tema sea debatido por el Congreso.

Aborto

Según el Observatorio de Salud Sexual y Reproductiva de Argentina (OSSyR) los abortos clandestinos son la principal causa de muerte materna en el país.

Mariana Romero, una médica especializada en salud reproductiva que forma parte del observatorio, dijo a BBC Mundo que la confusión legal en torno al aborto y los prejuicios personales de algunos médicos hacen que muchos centros de salud se rehúsen a interrumpir el embarazo de mujeres que fueron abusadas, lo que las obliga a realizarse la operación de forma clandestina.

Algunos grupos religiosos que se oponen a la despenalización del aborto afirman que la batalla por este derecho será el próximo paso que dará el gobierno de Cristina Fernández de Kirchner tras haber logrado la aprobación del matrimonio gay.

Sin embargo la mandataria, que este miércoles promulgó la reforma del Código Civil que permite los casamientos entre personas del mismo sexo, ha dicho públicamente que está "en contra del aborto", mientras que los legisladores oficialistas aseguran que el tema "no está en la agenda".

Compartir Noticia

Más información sobre El Mostrador

Videos

Más Noticias

Blogs y Opinión

Encuesta

Mercados

TV

Cultura + Ciudad

Deportes