Viernes, 9 de diciembre de 2016Actualizado a las 04:48

Israel derriba un poblado beduino por tercera vez en dos semanas

por 10 agosto 2010

Israel derriba un poblado beduino por tercera vez en dos semanas
El derribo tuvo lugar de madrugada, duró alrededor de una hora y fue ejecutado por unos 65 policías y policías de fronteras con tres excavadoras militares.

Las fuerzas de seguridad israelíes demolieron este martes por tercera vez en dos semanas un poblado beduino en el sur del país, Al-Arakib, en el que habitaban entre 200 y 300 personas, informaron testigos y la Policía.

El derribo tuvo lugar de madrugada, duró alrededor de una hora y fue ejecutado por unos 65 policías y policías de fronteras con tres excavadoras militares, precisó en un comunicado el Movimiento Internacional de Solidaridad.

Dos personas fueron arrestadas: un beduino y uno de los alrededor de 25 activistas (principalmente israelíes) que vigilaban el lugar para tratar de evitar su tercera demolición, señaló uno de los activistas allí presentes.

El derribo, de unas diez chabolas levantadas en los últimos días, fue efectuado en cumplimiento de una orden judicial, apuntó el portavoz policial, Miki Rosenfeld.

"Se ha convertido en una rutina. Es una prueba de su ánimo. Hacemos nuestro trabajo y pronto comenzaremos a presentar las reclamaciones a los residentes de los costes de la evacuación", señaló a la edición digital del diario "Yediot Aharonot" uno de los representantes de la Administración de Tierras de Israel, Ilan Jan.

En esta ocasión las fuerzas de seguridad destruyeron también el depósito de agua para dificultar su nueva reconstrucción, que residentes en la zona y de activistas comenzaron esta mañana, poco después del derribo, apuntó otro activista testigo de los hechos.

"Nunca dejaré este lugar", dijo al "Yediot Aharonot" uno de los residentes de la localidad, Salim Abu-Midyam, cuya hija de veinte años, Maryam, se preguntaba cómo podrá proseguir sus estudios en la universidad a distancia.

Al Arakib es una de las 45 localidades beduinas en Israel cuya existencia no reconocen las autoridades y, por tanto, todas sus construcciones, presentes o futuras, son ilegales, de ahí la sentencia judicial que exigía su demolición.

Las cuarenta viviendas originales del poblado, donde vivían más de 300 personas (200 de ellas niños), fueron completamente demolidas el pasado día 27 por una fuerza de 1.500 policías, apoyada por helicópteros, según datos del Comité Popular de Al Arakib.

La triple demolición ha llevado a un diputado árabe en el Parlamento israelí, Talab El-Sana, a asegurar que "los judíos hacen a los beduinos cosas peores que las que otros pueblos les hicieron a lo largo de la historia".

En respuesta, el ministro israelí para Asuntos de Minorías, Avishai Braverman, canceló el encuentro que tenía pendiente con representantes beduinos al considerar que, en tanto que hijo de supervivientes de Holocausto, sentía que el diputado El-Sana había "cruzado todas las líneas rojas" con su afirmación.

Casi la mitad de los 160.000 beduinos de Israel (minoría árabe de origen nómada que en algunos casos habita la zona desde hace siglos) vive en alguno de esos 45 poblados que no aparecen en los mapas oficiales del país.

Los beduinos, que en algunos casos tienen títulos de propiedad previos a la creación en 1948 del Estado judío, suman un 27 por ciento de la población del Neguev, pero tan sólo ocupan un tres por ciento de su territorio, según datos de la Asociación pro-derechos Civiles de Israel (ACRI).

Sus condiciones de vida contrastan notablemente con las de los judíos que se asentaron allí en el marco de una política de colonización del desierto del Neguev destinada a obtener la mayoría demográfica respecto a los árabes.

Compartir Noticia

Más información sobre El Mostrador

Videos

Más Noticias

Blogs y Opinión

Encuesta

Mercados

TV

Cultura + Ciudad

Deportes