Sábado, 3 de diciembre de 2016Actualizado a las 20:07

A pesar de la polémica que produce

Obama se abre a la posibilidad de construir una mezquita cerca de la “Zona Cero”

por 14 agosto 2010

Obama se abre a la posibilidad de construir una mezquita cerca de la “Zona Cero”
El mandatario dijo que los musulmanes tienen el mismo derecho a practicar su religión como cualquier otra persona dentro de Estados Unidos, lo cual incluye la posibilidad de edificar un templo de oración y un centro comunitario en propiedad privada en el Bajo Manhattan. El Presidente enfatizó que los enemigos de EE.UU. no respetan la libertad religiosa y que la causa enarbolada por Al Qaeda -responsable de los atentados terroristas de 2001- "no es el islam, es una gran distorsión del islam".

El presidente de EE.UU., Barack Obama, afirmó este sábado que los musulmanes tienen derecho a construir una mezquita cerca de la "zona cero", en el Bajo Manhattan neoyorquino, pese a la polémica que suscita el proyecto.

"Como ciudadano y como presidente, creo que los musulmanes tienen el mismo derecho a practicar su religión como cualquier otra persona en este país. Eso incluye el derecho a construir un sitio de oración y un centro comunitario en propiedad privada en el Bajo Manhattan, de acuerdo con las leyes y ordenanzas locales", dijo Obama.

"Este es Estados Unidos, y nuestro compromiso con la libertad religiosa debe ser inquebrantable", enfatizó.

El jefe de Estado dio estas declaraciones en una cena "iftar" en la Casa Blanca, durante la celebración musulmana del mes del Ramadán. "Iftar" es la cena vespertina con la que los musulmanes rompen el ayuno diario durante el mes sagrado del Ramadán.

Obama rompió su silencio en torno al controvertido proyecto de construir un centro cultural cerca del sitio donde fueron derrumbadas las Torres Gemelas el 11 de septiembre de 2001.

Durante su discurso ante líderes de la comunidad musulmana en EE.UU., el presidente dijo entender las emociones que suscita el proyecto en un "lugar sagrado" como la "zona cero", a la vez que destacó la tolerancia religiosa como uno de los cimientos del país.

"No debemos nunca olvidar a quienes perdimos de forma tan trágica el 11-S, y debemos siempre honrar a quienes han liderado nuestra respuesta a ese ataque", afirmó Obama.

El mandatario enfatizó que los enemigos de EE.UU. no respetan la libertad de religión y que la causa enarbolada por Al Qaeda -responsable de los atentados terroristas de 2001- "no es el islam, es una gran distorsión del islam".

"Estos no son líderes religiosos. Son terroristas que asesinan a hombres, mujeres y niños inocentes. De hecho, Al Qaeda ha asesinado a más musulmanes que gente de otras religiones, y esa lista de víctimas incluye a musulmanes inocentes que fueron asesinados el 11-S", señaló Obama.

No es la primera vez que Obama condena el extremismo de Al Qaeda en el marco de sus esfuerzos por estrechar los vínculos con el mundo musulmán.

El centro cultural islámico, promovido por Cordoba Initiative, está valorado en 100 millones de dólares e incluirá un auditorio, piscina, estudio de arte, gimnasio y la mezquita.

Sin embargo, el proyecto ha enfrentado en Nueva York a grupos que aseguran que la mezquita es una afrenta para las víctimas del 9-11 y sus familiares contra grupos que insisten en que este envía un mensaje de tolerancia y coexistencia pacífica entre las distintas comunidades de fe.

Varios prominentes líderes republicanos, entre ellos la ex gobernadora de Alaska, Sarah Palin, han rechazado el plan de construir la mezquita a dos cuadras de la "zona cero".

Según una reciente encuesta de CNN, cerca del 70 por ciento de los estadounidenses se opone al plan y sólo un 29 por ciento lo aprueba.

Quienes lo apoyan, incluyendo el alcalde de Nueva York, Michael Bloomberg, y varios grupos judíos, aseguran que eso enviaría un mensaje sobre la tolerancia y diversidad cultural y religiosa en EE.UU.

Bloomberg, de hecho, emitió un comunicado en el que aplaudió que Obama haya defendido la libertad de religión en Estados Unidos, según la cadena televisiva CNN.

Pero el legislador republicano de Nueva York, Peter King, opinó que Obama "está equivocado" al apoyar el plan que, en sus palabras, es una muestra de la "insensibilidad" de la comunidad musulmana hacia quienes han sufrido por la tragedia del 11-S.

De sortear todas las trabas actuales, la mezquita no abriría sus puertas al menos hasta 2014, según Cordoba Initiative, en un edificio de trece plantas de altura en el sur de Manhattan.

Antes de que Obama hiciera sus primeras declaraciones públicas sobre el proyecto, la Casa Blanca había insistido en que se trataba de un "asunto local" de Nueva York.

El martes pasado, el Departamento de Estado dijo que seleccionó al imán Feisal Abdul Rauf, promotor del centro cultural, para una gira por varios países de Oriente Medio.

Rauf irá a Qatar, Bahrain y los Emiratos Árabes Unidos (EAU) en el marco de un viaje patrocinado por el Gobierno de EE.UU.

El imán, líder espiritual de la asociación Cordoba Initiative, hablará sobre asuntos relacionados con "la vida musulmana en Estados Unidos y la tolerancia religiosa", precisó el portavoz del Departamento de Estado, P. J. Crowley.

Compartir Noticia

Más información sobre El Mostrador

Videos

Más Noticias

Blogs y Opinión

Encuesta

Mercados

TV

Cultura + Ciudad

Deportes