Sábado, 3 de diciembre de 2016Actualizado a las 10:48

FARC piden asamblea Unasur para hablar de paz y Gobierno de Santos se opone

por 23 agosto 2010

FARC piden asamblea Unasur para hablar de paz y Gobierno de Santos se opone
El Ejecutivo colombiano, a través de su vicepresidente, Angelino Garzón, rechazó esa petición, volvió a exigir a la guerrilla que abandone el secuestro y el terrorismo como condición previa para poder conversar y reiteró que solo el presidente Santos puede autorizar unas negociaciones de paz.

Las FARC pidieron este lunes la oportunidad de exponer su "visión" del conflicto armado colombiano ante Unasur, una solicitud rechazada de inmediato por el Gobierno que preside Juan Manuel Santos, que reiteró que no aceptará intermediarios para posibles gestiones de paz con la guerrilla.

En una carta divulgada hoy, las Fuerzas Armadas Revolucionarias de Colombia (FARC) le solicitan a la Unión de Naciones Suramericanas (Unasur) que convoque a una asamblea para exponer su "visión" del conflicto armado en su país, al tiempo que reiteran su voluntad de buscar una "salida política" a esa confrontación.

El gobierno, a través de su vicepresidente, Angelino Garzón, rechazó esa petición, volvió a exigir a las FARC que abandonen el secuestro y el terrorismo como condición previa para poder conversar y reiteró que solo el presidente Santos puede autorizar unas negociaciones de paz.

"Señores presidentes: cuando lo estimen oportuno estamos dispuestos a exponer en una asamblea de Unasur nuestra visión sobre el conflicto colombiano", dice la "carta abierta" del Secretariado del Estado Mayor Central de las FARC, difundida hoy.

La carta, difundida por la web de la Agencia de Noticias Nueva Colombia (Anncol), que suele divulgar los pronunciamientos del grupo rebelde, está fechada en "agosto de 2010" en las "montañas de Colombia".

En ella, la guerrilla más antigua de América Latina y que hoy cuenta con unos 8.000 miembros, según fuentes militares, afirma que el Gobierno de Colombia "mantiene cerrada la puerta al diálogo con la insurgencia acicateado por el espejismo de una victoria militar y la injerencia de Washington".

A continuación, le expresa a la Unasur su "irreductible voluntad de buscar una salida política al conflicto", porque considera que "la paz de Colombia es la paz del continente".

En un mensaje grabado y difundido en julio, el máximo jefe de las FARC, Guillermo León Sáenz, alias "Alfonso Cano", ya le propuso a Santos, quien asumió el cargo el pasado 7 de agosto, "conversar" para superar la "terrible situación" que vive Colombia.

El mensaje estaba dirigido al nuevo Gobierno de Colombia y a los de los otros 11 países de Suramérica que componen la Unasur (Argentina, Brasil, Bolivia, Chile, Ecuador, Guayana, Paraguay, Perú, Surinam, Uruguay y Venezuela).

El Gobierno "exige" al grupo rebelde que "sea capaz de decirle al pueblo colombiano que la violencia no tiene sentido", reiteró hoy el vicepresidente en la Casa de Nariño (sede del Ejecutivo), en una comparecencia a la prensa al término de una reunión con Santos.

Si las FARC abandonan el secuestro y el terrorismo, tal como les exige Santos, "tendrían en cabeza del señor presidente toda la voluntad y toda la generosidad para construir caminos de paz y para avanzar en Colombia en procesos de perdón y reconciliación", subrayó Garzón.

Desde que asumió la Presidencia hace menos de tres semanas, Santos ha comentado en varias oportunidades que la puerta del diálogo con las FARC "no está cerrada con llave", siempre que los rebeldes den muestras "claras y contundentes" de que quieren poner fin a la violencia.

El mandatario también ha desautorizado posibles gestiones de paz, tanto nacionales como internacionales, decidió no nombrar por ahora al comisionado de paz, un cargo que lleva vacante desde marzo de 2009, e instruyó a las Fuerzas Armadas a "obtener resultados" contra la guerrilla "en el frente militar".

En un mensaje divulgado la semana pasada, el Ejército de Liberación Nacional (ELN), la segunda guerrilla en importancia en Colombia, rechazó, por su lado, la decisión de Santos de desautorizar la participación de mediadores en busca de diálogos de paz.

"Un verdadero proceso de salida política al conflicto hace indispensable el aporte sincero y denodado de todos los colombianos y la comunidad internacional interesados en tan delicado asunto", sostuvo el Comando Central (Coce) del grupo insurgente.

El mando del ELN, que mantuvo conversaciones en Cuba con representantes del anterior Gobierno, encabezado por Álvaro Uribe, sin lograr resultados concretos, enfatizó, además, que dicha participación es necesaria ante las "desconfianzas y distancias muy profundas" que hay entre las partes en conflicto por efecto de las frustraciones del pasado.

Compartir Noticia

Más información sobre El Mostrador

Videos

Más Noticias

Blogs y Opinión

Encuesta

Mercados

TV

Cultura + Ciudad

Deportes