Controversia por gitanos revela “disputa de fondo” en Europa - El Mostrador

Lunes, 5 de diciembre de 2016Actualizado a las 05:12

Controversia por gitanos revela "disputa de fondo" en Europa

por 29 septiembre 2010

BBC Mundo
Controversia por gitanos revela
BBC Mundo examina las tensiones entre la UE y los gobiernos europeos que estarían detrás del ultimátum a Francia por la expulsión de gitanos.

El ultimátum que la Comisión Europea (CE) dio este miércoles a Francia por la expulsión de gitanos refleja una disputa creciente de autoridad entre Bruselas y los Estados miembros de la unión, opinan expertos.

En un comunicado de dos páginas, la CE advirtió expresamente a París que enfrenta una acción legal por sus expulsiones de inmigrantes gitanos si aún se mantiene al margen de las reglas europeas después del 15 de octubre.

En particular, indicó que Francia debe integrar a su legislación nacional las normas de la Unión Europea que garantizan la libertad de movimiento de sus ciudadanos dentro del bloque.

Pero analistas consultados por BBC Mundo creen que el mensaje de firmeza del ejecutivo comunitario está lejos de tener a París como único destinatario.

En general, aseguran, está dirigido a gobiernos europeos que en tiempos de crisis han buscado reinterpretar las normas comunitarias según intereses domésticos, se trate de países más chicos o grandes.

"La Comisión intenta afirmar su legitimidad en una serie de temas como la inmigración, la ayuda a los Estados en dificultades o las medidas presupuestales", dijo Fabio Liberti, experto del Instituto francés de Relaciones Internacionales y Estratégicas (IRIS).

Intercambios

La resolución de la CE ocurre luego de un choque inusual entre Bruselas y Francia por la expulsión de más de un millar de gitanos rumanos y búlgaros desde fines de julio.

Las medidas adoptadas por el gobierno francés de Nicolas Sarkozy fueron comparadas recientemente por la comisaria europea de Justicia, Viviane Reding, con episodios de la Segunda Guerra Mundial.

La comparación de Reding enfureció a Sarkozy, que mantuvo un fuerte intercambio verbal con José Manuel Durao Barroso, el presidente de la CE, durante una cumbre europea hace dos semanas.

El ultimátum de la CE de este miércoles surge tras una investigación para determinar si Francia actuó de forma discriminatoria contra los gitanos o violó el derecho de los europeos al libre movimiento dentro del bloque.

La Comisión tenía varias opciones, desde dejar caducar la polémica hasta iniciar un procedimiento contra París por presunta infracción de las normas europeas.

La advertencia efectuada es dura si se considera que señala directamente a Francia, un país fundador de la UE, en falta con las normas comunitarias.

Sin embargo, la Cancillería francesa expresó su satisfacción porque el país haya quedado exento de una acusación de discriminación contra una minoría, lo que habría empañado más su imagen internacional.

"Un mensaje"

Francia aseguró en su respuesta a Bruselas que entregará toda la información necesaria.

En particular, la CE espera saber de París en las próximas dos semanas qué hizo para adaptarse a las reglas europeas sobre la libre circulación de los ciudadanos del bloque.

En función de eso, la Comisión decidirá si continuará con un procedimiento de violación del derecho comunitario contra Francia o si se considera satisfecha con las acciones emprendidas por el país.

Liberti explicó que la disputa entre la CE y París ocurre en momentos en que los países europeos desearían "re-nacionalizar una serie de políticas" después de haber cedido potestades a Bruselas.

"En un contexto de crisis, es siempre más simple para un gobierno adoptar medidas demagógicas como la expulsión de gitanos para recuperar el consenso interno", indicó.

Sin embargo, al mismo tiempo la CE busca reafirmar su rol de garante de las leyes europeas, en particular después de la adopción del Tratado de Lisboa y de la reelección de Barroso para un segundo mandato.

Eso ha quedado en evidencia no sólo durante el choque de la CE con Francia por los gitanos sino también con la disputa previa entre Barroso y Alemania por el plan de rescate financiero de Grecia.

Janis Emmanouilidis, analista principal del European Policy Center, con sede en Bruselas, cree que la CE ha demostrado recientemente una "tendencia a ser más crítica también con los grandes Estados".

Teniendo en cuenta esto, los reproches de la CE a Francia adquieren un significado particular.

"Es un mensaje de la Comisión", dijo Emmanouilidis a BBC Mundo, "Se trata de enviar señales de que los intereses europeos se defienden más allá del tamaño de los Estados".

Más información sobre El Mostrador

Videos

Más Noticias

Blogs y Opinión

Encuesta

Mercados

TV

Cultura + Ciudad

Deportes