Viernes, 9 de diciembre de 2016Actualizado a las 06:04

Lula y su condena a la sublevación policial en Ecuador:

"Creo que los golpistas deben estar arrepentidos hoy de la burrada que hicieron"

por 1 octubre 2010

"Todos nosotros, presidentes democráticos, necesitamos condenar, de la forma más vehemente posible, ese intento de golpe en Estado en Ecuador y apoyar sin restricciones al presidente Rafael Correa", afirmó el mandatario brasileño.

El presidente brasileño, Luiz Inácio Lula da Silva, calificó este viernes  como "burrada" y como "intento de golpe de Estado" la sublevación protagonizada el jueves en Ecuador por un grupo de policías, que mantuvo retenido durante varias horas en un hospital al presidente ecuatoriano, Rafael Correa.

"Todos nosotros, presidentes democráticos, necesitamos condenar, de la forma más vehemente posible, ese intento de golpe en Estado en Ecuador y apoyar sin restricciones al presidente Rafael Correa", afirmó Lula en declaraciones a periodistas tras participar en un acto oficial en la ciudad de Sao Bernardo do Campo, vecina a Sao Paulo.

Lula señaló que "no existe en el mundo nadie que concuerde con un golpe. Creo que los golpistas deben estar arrepentidos hoy de la burrada que hicieron", agregó el mandatario brasileño al dar por superada la crisis en Ecuador.

"Para mí, se trata de un asunto superado porque no es posible que las personas no entiendan que ese tipo de intento de derrumbar a un presidente no es correcto. Y que policías le arrojen bombas a un presidente es menos correcto", agregó.

El mandatario brasileño dijo que todos los jefes de Estado de Suramérica decidieron "apoyar sin restricciones" al presidente de Ecuador, "que tiene que ser respetado".

Agregó que intentó infructuosamente conversar ayer por teléfono con Correa y que abordó el asunto en una conversación que tuvo con el presidente de Venezuela, Hugo Chávez.

"Ayer mandé a Patriota (Antonio Patriota, el vicecanciller brasileño) a Buenos Aires (a la reunión de jefes de Estado suramericanos convocada de urgencia) y cuando llamé a Rafael Correa él estaba en el hospital", dijo el gobernante brasileño.

"Le pedí al embajador brasileño (en Quito) acudir a ese hospital, pero el embajador no consiguió llegar. Hoy posiblemente llamaré al presidente Correa", agregó.

Según Lula, las elecciones presidenciales, legislativas y regionales que Brasil celebrará el próximo domingo serán una lección para cualquier golpista en Ecuador.

"Es mejor que las personas que divergen discutan y lleguen a acuerdos, pero un presidente elegido necesita ser respetado. Y Rafael Correa es un gran presidente", aseguró.

Más información sobre El Mostrador

Videos

Más Noticias

Blogs y Opinión

Encuesta

Mercados

TV

Cultura + Ciudad

Deportes