Lunes, 5 de diciembre de 2016Actualizado a las 11:42

Elecciones en Brasil: Rousseff tendrá mayoría absoluta en el Congreso si es elegida presidenta

por 4 octubre 2010

Elecciones en Brasil: Rousseff tendrá mayoría absoluta en el Congreso si es elegida presidenta
Rousseff, del Partido de los Trabajadores (PT) con el 46,91% de los votos, y Serra, del Partido de la Social Democracia Brasileña (PSDB), con el 32,61%, fueron los dos candidatos más votados en las presidenciales de ayer y disputarán una segunda vuelta el 31 de octubre.

La oficialista Dilma Rousseff tendrá una mayoría absoluta en el Congreso que asumirá en 2011 en caso de que sea elegida presidenta de Brasil, en tanto que el opositor José Serra, si gana, enfrentará un Legislativo adverso, según el escrutinio de las elecciones del domingo completado hoy.

El nuevo balance de fuerzas en el Congreso quedó parcialmente configurado hoy con la conclusión del escrutinio en la mayor parte de los estados, pero la lista definitiva aún depende de decisiones judiciales, pues el Tribunal Superior Electoral (TSE) no divulgó la votación de candidatos que, pese a estar inhabilitados, eran favoritos del electorado.

Los partidos que apoyan al Gobierno del presidente Luiz Inácio Lula da Silva y que apoyaron la candidatura de Rousseff tendrán la mayoría absoluta tanto en el Senado como en la Cámara de Diputados, según los escrutinios.

Rousseff, del Partido de los Trabajadores (PT) con el 46,91% de los votos, y Serra, del Partido de la Social Democracia Brasileña (PSDB), con el 32,61%, fueron los dos candidatos más votados en las presidenciales de ayer y disputarán una segunda vuelta el 31 de octubre.

En la próxima legislatura, de los 81 miembros del Senado, 52 son de partidos que apoyan a Lula (64,2%), 23 son opositores (28,4%) y 6 son del Partido Laborista Brasileño (PTB), que no está en la coalición oficialista pero cuyos senadores, entre ellos el ex presidente Fernando Collor de Melo, suelen apoyar las iniciativas del Gobierno.

De los 513 miembros de la Cámara de Diputados elegidos ayer, 402 (78%), son de partidos que apoyan al Gobierno y 111 (22%) de la oposición, según proyecciones del portal especializado "Congreso en Foco" con base en los escrutinios.

Eso significa que, en caso de que venza en la segunda vuelta, Rousseff tendrá el apoyo de ambas cámaras, incluso de los tres quintos que necesita para aprobar enmiendas constitucionales: al menos 49 senadores y 308 diputados.

Según analistas, Serra, en caso de ganar, podría ampliar su base parlamentaria mediante una negociación con el Partido del Movimiento Democrático Brasileño (PMDB), la mayor fuerza electoral del país que hoy es el principal aliado del Gobierno de Lula pero que también lo fue del de Fernando Henrique Cardoso (1995-2003).

"Si Dilma (Rousseff) es elegida tendrá una situación muy cómoda: el apoyo de dos tercios del Congreso y fuerza para aprobar enmiendas constitucionales", dijo a Efe Antonio Augusto de Queiroz, analista del Departamento Intersindical de Asesoría Parlamentaria (DIAP).

"Serra tendría condiciones de formar una mayoría pero no los votos suficientes para aprobar enmiendas, por lo que tendría que negociar con sus opositores", agregó.

De acuerdo con Queiroz, el PMDB podrá negociar su apoyo al Gobierno de turno a cambio de espacio en el Gabinete y en la máquina burocrática, como lo hizo con Cardoso y luego con Lula.

Lula, quien sufrió en el Senado sus principales derrotas como presidente, se empeñó en apoyar en las elecciones a candidatos de su coalición de Gobierno para revertir esa situación.

Los apoyados por el mandatario conquistaron 40 de los 54 escaños en juego ayer y redujeron significativamente la representación opositora. Los otros 27 escaños son de senadores que fueron elegidos en 2006 para mandatos de ocho años.

Entre los senadores que no consiguieron la reelección están fuertes críticos de Lula, como Marco Maciel y Heráclito Fortes, ambos del partido Demócratas (DEM), y Tasso Jereissati y Arthur Virgilio, del PSDB.

"El PSDB y el DEM habían elegido hace ocho años un número significativo de senadores y varios de ellos ejercieron una oposición muy ostentosa a un presidente muy popular. Los electores aceptaron la petición de Lula para no reelegirlos", según Queiroz.

Las fuerzas con mayor representación en el Senado en la próxima legislatura serán el PMDB, que pasará de 18 a 20 escaños, y el PT, que subirá de 9 a 15. Los que más perdieron espacio fueron el PSDB, que pasará de 14 a 10 escaños y el DEM, de 14 a 8.

En la Cámara de Diputados, en cambio, el PT será la primera mayoría, ya que aumentará de 79 a cerca de 88 sus asientos, y el PMDB caerá a la segunda al pasar de 90 a 79 diputados.

La representación del PSDB encogerá de los actuales 59 escaños a unos 53 y la del DEM pasará de 56 a unos 43.

Compartir Noticia

Más información sobre El Mostrador

Videos

Más Noticias

Blogs y Opinión

Encuesta

Mercados

TV

Cultura + Ciudad

Deportes