Domingo, 4 de diciembre de 2016Actualizado a las 05:06

Reaccionan gobiernos de todo el mundo

Wikileaks suelta más bombas diplomáticas y EE.UU. restringe acceso a datos

por 30 noviembre 2010

Wikileaks suelta más bombas diplomáticas y EE.UU. restringe acceso a datos
Uno de los mayores revuelos del día se generó en Madrid, tras la publicación en el diario El País de documentos que aseguran que EE.UU. presionó para frenar las investigaciones abiertas en España contra norteamericanos por las torturas de Guantánamo, los vuelos de la CIA o la muerte del camarógrafo de televisión José Couso en Irak.

La publicación de nuevos documentos de Wikileaks causó este martes  sacudidas en capitales como Madrid, Kabul y La Paz, una fuerte condena de la OTAN y mayores restricciones al acceso a bases de datos de cables diplomáticos por parte de Washington.

Uno de los mayores revuelos del día se generó en Madrid, tras la publicación en el diario El País de documentos que aseguran que EE.UU. presionó para frenar las investigaciones abiertas en España contra norteamericanos por las torturas de Guantánamo, los vuelos de la CIA o la muerte del camarógrafo de televisión José Couso en Irak.

Jueces y fiscales salieron al paso de los documentos al negar las acusaciones y defender "la autonomía" del sistema judicial español.

A su vez, el ministro de Justicia español, Francisco Caamaño, calificó de "rotundamente falso" que EE.UU. ofreciera 85.000 euros por cada preso de Guantánamo que España se decidiera acoger.

La filtración de nuevos cables diplomáticos estadounidenses puso también en apuros al presidente afgano, Hamid Karzai, quien aparece retratado en un documento de agosto de 2009 como un líder corrupto que aprobó la liberación de narcotraficantes y criminales.

Según el citado telegrama emitido desde la embajada estadounidense en Kabul, Karzai absolvió en abril de 2009 a cinco policías fronterizos que fueron apresados con 124 kilos de heroína aduciendo que eran parientes lejanos de mártires de la guerra civil.

El mensaje denuncia que 150 de los 629 detenidos que fueron entregados al Gobierno afgano por la coalición militar internacional fueron liberados sin pasar por los tribunales desde 2007.

Entre los liberados, según el documento, estaban 29 ex detenidos de Guantánamo.

Además, los telegramas diplomáticos confirman el temor de la diplomacia estadounidense y británica a que el programa nuclear pakistaní acabe facilitando material radiactivo a grupos terroristas, así como su preocupación por un potencialmente devastador intercambio nuclear con India.

Mientras, Iván Canelas, portavoz del presidente de Bolivia, Evo Morales, desmintió que el mandatario haya padecido un tumor en la nariz como revela uno de los telegramas y afirmó que se operó en febrero de 2009 para corregir un problema en el tabique nasal.

La onda expansiva llegó hasta Jerusalén donde dio que hablar un cable de febrero de 2009 en el que se menciona que el primer ministro israelí, Benjamin Netanyahu, apoyó la idea de intercambiar tierra con los palestinos.

Documentos revelados por Wikileaks muestran también que Brasil conocía la "presencia" de las Fuerzas Armadas Revolucionarias de Colombia (FARC) en Venezuela y consideraba a Colombia como la "principal fuente de inestabilidad" en la región.

Brasil habría evitado reconocerlo públicamente por el temor a que eso impidiera la labor de mediación de su Gobierno, según cables enviados en noviembre de 2009 desde la embajada de Estados Unidos en Brasilia.

Otros telegramas sostienen que los servicios secretos cubanos están ampliamente desplegados en Venezuela, al tiempo que nuevos documentos revelan duros comentarios de dos ayudantes de la presidenta argentina, Cristina Fernández, y su esposo Néstor Kirchner, quien falleció el mes pasado.

El presidente francés, Nicolás Sarkozy, tampoco sale muy bien parado en los cables diplomáticos, que lo describen como impulsivo y autoritario, aunque señalan como un punto a su favor su proamericanismo.

El incesante goteo de información mereció  la condena de la OTAN que calificó a través de un portavoz de "ilegal, irresponsable y peligrosa" la masiva divulgación de documentos confidenciales.

En Washington, el Departamento de Estado adoptó hoy las primeras medidas concretas tras la filtración al incrementar las restricciones al acceso a las bases de datos de cables diplomáticos.

Busan resposables

Los investigadores especulan que el soldado Bradley Manning, detenido por filtrar otros documentos a Wikileaks, podría haber descargado de esa base de datos los cables diplomáticos.

Por su parte, el secretario estadounidense de Defensa, Robert Gates, calificó la filtración de "embarazosa", aunque dijo creer que las consecuencias serán "bastante modestas" para la política exterior de Estados Unidos.

Wikileaks comenzó a publicar el domingo varios de los más de 250.000 cables diplomáticos estadounidenses a los que ha tenido acceso, muchos de ellos con revelaciones embarazosas para Washington. Hasta el momento se han conocido alrededor de 300.

Hoy, en sus primeras declaraciones desde que comenzó la publicación de los cables, el fundador de Wikileaks Julian Assange aseguró en una entrevista con la revista Time que la jefa de la diplomacia estadounidense, Hillary Clinton, "debería de dimitir".

Cinco medios de EE.UU., Reino Unido, Francia, Alemania y España tuvieron acceso por adelantado a los cientos de miles de telegramas diplomáticos.

Más información sobre El Mostrador

Videos

Más Noticias

Blogs y Opinión

Encuesta

Mercados

TV

Cultura + Ciudad

Deportes