Domingo, 11 de diciembre de 2016Actualizado a las 22:27

Wikileaks desclasifica preocupación de EEUU por la salud y fiestas salvajes de Berlusconi

por 2 diciembre 2010

Wikileaks desclasifica preocupación de EEUU por la salud y fiestas salvajes de Berlusconi
"Berlusconi, que se precia de sus relaciones personales con interlocutores privilegiados de Oriente Medio, dejó inevitablemente la sensación de que al elegir el divertimento privado sobre los deberes de Estado, estaba guardando sus menguantes energías para una fiesta explosiva en la 'dacha' privada de Putin", escribió en un cable el embajador estadounidense en Italia, DAvid H. Thorne.

Estados Unidos veía con "preocupación" el estado salud del primer ministro italiano, Silvio Berlusconi, ya que sus análisis médicos son un "completo desastre", "apenas duerme" y "tiene tendencia a las fiestas salvajes", según cables revelados hoy por Wikileaks.

Estas declaraciones forman parte de un cable confidencial titulado "Los escándalos pasan factura a la salud personal y política de Berlusconi", del embajador de EE.UU. en Roma, David H. Thorne, en octubre de 2009.

"Los escándalos sexuales, las investigaciones criminales, los problemas familiares y las preocupaciones financieras parecen estar afectando seriamente a la salud política y personal de Berlusconi, así como a su capacidad de tomar decisiones", escribe Thorne.

El embajador ve al primer ministro italiano "débil física y políticamente", señala que "no se fía de sus propios servicios secretos" y está continuamente expuesto a "conjuras internas", según los documentos filtrados por Wikileaks.

Thorne comenta en otra nota la cancelación de Berlusconi de una participación en una visita de Estado del Rey Abdullah de Jordania, bajo la excusa del mal tiempo, para recobrar fuerzas para asistir en Rusia al cumpleaños de su amigo el primer ministro, Vladimir Putin.

"Berlusconi, que se precia de sus relaciones personales con interlocutores privilegiados de Oriente Medio, dejó inevitablemente la sensación de que al elegir el divertimento privado sobre los deberes de Estado, estaba guardando sus menguantes energías para una fiesta explosiva en la 'dacha' privada de Putin", anota Thorne.

El embajador en Roma concluye afirmando en el cable que Berlusconi viajó a Rusia acompañado exclusivamente de Valentino Valentini, "un intermediario no oficial que le lleva el maletín y le sirve como intérprete".

"La clase política italiana se preguntó abiertamente si Berlusconi no iba a Rusia principalmente porque las fiestas en Italia se han convertido en un asunto demasiado arriesgado dado el escrutinio que hacen los fotógrafos de su tiempo privado", agrega.

La amistad entre los dirigentes ruso e italiano también levanta ciertas sospechas en EE.UU., que acusa a Berlusconi de "equidistante".

"Espero que pueda hacer saber a Berlusconi que renegar de las iniciativas contra Rusia e Irán para suavizar las posiciones internacionales y transatlánticas solo sirve para crear confusión y reducir la seguridad colectiva", escribe la encargada de negocios de la embajada, Elisabeth L. Dibble.

La cita de Dibble aparece en un informe enviado al presidente estadounidense, Barack Obama, antes de participar en la cumbre del G8 en L'Aquila en verano de 2009.

No obstante, los funcionarios de EE.UU. siguen considerando a Italia y a Berlusconi como socios "claves y fiables", a pesar del "estilo pistolero" del primer ministro a quien califican de "dirigente inconsistente".

"Sería tentador despreciarle como un interlocutor frívolo, con sus flaquezas personales, sus meteduras de pata públicas y sus opiniones políticas a veces absurdas, pero pensamos que eso puede ser un error", escribe la encargada de negocios de la embajada Elisabeth L. Dibble, en junio de 2009.

"A pesar de sus defectos, ha sido la piedra de toque de la política italiana durante los últimos 15 años y todo indica que lo seguirá siendo en los próximos años", reflexiona Dibble.

Más información sobre El Mostrador

Videos

Más Noticias

Blogs y Opinión

Encuesta

Mercados

TV

Cultura + Ciudad

Deportes