Lunes, 5 de diciembre de 2016Actualizado a las 13:30

Berlusconi tacha de "cotilleo" los cables de EEUU sobre su salud

por 3 diciembre 2010

Berlusconi tacha de
Hizo ese comentario al responder a las preguntas de los medios de comunicación italianos desde el balneario ruso de Sochi, adonde se encuentra en el marco de un fórum bilateral entre Italia y Rusia.

El primer ministro italiano, Silvio Berlusconi, tachó hoy de "cotilleo" los últimos cables revelados por "WikiLeaks", en los que EEUU expresaba "preocupación" por el estado salud del mandatario tras unos análisis médicos que fueron "un completo desastre".

Berlusconi hizo ese comentario al responder a las preguntas de los medios de comunicación italianos desde el balneario ruso de Sochi, adonde se encuentra en el marco de un fórum bilateral entre Italia y Rusia.

"Un cotilleo dice que supuestamente tengo problemas de salud y estoy deprimido", comentó el jefe de Gobierno italiano, que para rebatir estas afirmaciones recordó su incesante actividad de la última semana, durante la que ha viajado a Libia para la cumbre Unión Africana-Unión Europea (UE) o los actos que ha presidido en Roma antes de viajar a Rusia.

Berlusconi se refirió además a las filtraciones de WikiLeaks que revelaban que el embajador de Georgia en Roma dijo a altos funcionarios estadounidenses que el Gobierno de su país sospechaba que el primer ministro ruso, Vladimir Putin, le había prometido un porcentaje de los beneficios de los gasoductos construidos por la rusa Gazprom junto con la italiana Eni.

El mandatario aseguró en una rueda de prensa conjunta con el presidente ruso, Dmitri Medvédev, que "nunca ha habido un interés personal" en las relaciones entre ambos países y que tanto Rusia como Italia han trabajado en los intereses de las dos naciones.

Berlusconi definió el caso WikiLeaks como una "gran lesión" a las diplomacias internacionales y restó importancia al contenido de los cables, como ya hizo hace dos días.

En cuanto a la política italiana, Berlusconi se refirió al anuncio del jueves de su ex aliado político Gianfranco Fini de presentar, junto con otros cuatro partidos de la oposición del centro derecha, una moción de censura contra el Ejecutivo, que se sumaría a la ya presentada por las formaciones de izquierda Italia de los Valores (IDV) y el Partido Demócrata (PD).

"El tercer polo (como se ha llamado en Italia a esta agrupación de partidos) es débil en sus números pero desmesurado en sus ambiciones", comentó Berlusconi.

Asimismo, señaló que está "totalmente determinado a seguir adelante en el interés" de Italia y agregó que no cree que "los italianos quieran cambiar de Gobierno en este momento".

El próximo 14 de diciembre Berlusconi afronta un día clave en esta legislatura, ya que mientras en el Senado se votará una moción de confianza de apoyo a su Gobierno, en la Cámara de Diputados se votará la moción de censura presentada por PD e IDV.

En el Senado la victoria de Berlusconi parece asegurada, puesto que mantiene la mayoría absoluta gracias a su alianza con la federalista Liga Norte (LN), mientras que es en la Cámara de los Diputados donde la situación se presenta más delicada.

Berlusconi ha perdido la mayoría absoluta en la cámara baja tras la escisión del grupo parlamentario Futuro y Libertad (FLI) del gubernamental Pueblo de la Libertad (PDL), a consecuencia de la expulsión de Fini de esta formación.

Más información sobre El Mostrador

Videos

Más Noticias

Blogs y Opinión

Encuesta

Mercados

TV

Cultura + Ciudad

Deportes