Miércoles, 7 de diciembre de 2016Actualizado a las 07:34

Cumbre Iberoamericana parte con pocos presidentes pero con los documentos aprobados

por 3 diciembre 2010

Cumbre Iberoamericana parte con pocos presidentes pero con los documentos aprobados
No estuvieron en la ceremonia por diversos motivos el presidente del Gobierno español ni los jefes de Estado de Bolivia, Cuba, Chile, Ecuador, Nicaragua y Venezuela, además del de Honduras, que no fue invitado.

La XX Cumbre Iberoamericana arrancó este viernes sin siete de los jefes de Estado y de gobierno invitados a esta reunión anual, además del de Honduras, que fue excluido, pero con todos los documentos ya consensuados.

La presidenta de Argentina, Cristina Fernández, presidió la inauguración oficial en el Teatro Auditorium Astor Piazzola de Mar del Plata, junto al secretario general iberoamericano, Enrique Iglesias, y el presidente de Portugal, Anibal Cavaco Silva, anfitrión de la anterior cumbre, celebrada en Estoril en 2009.

A la entrada del teatro Fernández, de luto por la muerte de su esposo Néstor Kirchner, al que mencionó en el discurso inaugural, recibió uno por uno a los jefes de las delegaciones participantes en la Cumbre, que tiene como lema "Educación con Inclusión Social".

La presidenta se refirió en el discurso inaugural al "desplome" de los países desarrollados a causa de la crisis económica y defendió la necesidad de una "nueva arquitectura global", de un crecimiento con igualdad y trabajo, y de unas relaciones entre países basadas en criterios de "cooperación y equilibrio".

La Orquesta Juvenil Iberoamericana, formada por músicos de 21 países, amenizó la ceremonia de inauguración con un breve concierto y después tuvo lugar una cena de gala.

No estuvieron en la ceremonia por diversos motivos el presidente del Gobierno español ni los jefes de Estado de Bolivia, Cuba, Chile, Ecuador, Nicaragua y Venezuela, además del de Honduras.

Porfirio Lobo no fue invitado debido a que su gobierno no es reconocido por varios países de la región porque fue elegido en los comicios de noviembre de 2009, celebrados cuando estaban en el poder las autoridades surgidas del golpe de Estado que dejó fuera de la Presidencia de Honduras a Manuel Zelaya.

Precisamente los presidentes iberoamericanos suscribirán mañana, además de otros documentos, como un plan de acción en materia de educación, una declaración de defensa de la democracia para prevenir que haya otras rupturas del orden constitucional en la región, una iniciativa del Gobierno ecuatoriano.

Además, la declaración final de la XX Cumbre, cuyo texto quedó cerrado hoy en una reunión de los cancilleres, condena como una intentona golpista la sublevación policial registrada en octubre pasado en Ecuador.

La declaración final, de 57 puntos, se centra en los temas referidos a la educación, aunque incluye también un pésame por la muerte de Néstor Kirchner, quien era secretario general de Unasur.

Además, los mandatarios suscribirán mañana once documentos sobre asuntos específicos, como el embargo de Cuba, las Malvinas o la tragedia de Haití.

En la jornada de hoy se reunieron también en Mar del Plata los cancilleres de la Unión de Naciones Suramericanas (Unasur) para tratar de la elección del secretario general del organismo, cargo que quedó vacante por la muerte de Kirchner.

La ex canciller colombiana María Emma Mejía y el ex canciller y actual ministro de Energía de Venezuela, Ali Rodríguez Araque, son los candidatos que más suenan actualmente.

Además de los presidentes en Mar del Plata se han dado cita los titulares o representantes de organismos como el Banco Interamericano de Desarrollo, la Organización de Estados Americanos, el Banco Mundial o la Organización de Cooperación y Desarrollo Económico, que han presentado varios informes sobre la región.

La sede de la Cumbre fue también hoy escenario de reuniones bilaterales y sirvió para que Costa Rica y Nicaragua expusieran sus diferencias en torno a la soberanía de Isla Calero.

El presidente de Nicaragua, Daniel Ortega, es uno de los ausentes en esta cumbre, pero en una carta enviada a Cristina Fernández le deseó éxitos en el desarrollo del evento y su confianza de que servirá "para abonar a la integración" de la "patria grande".

Tampoco está en la ciudad costera argentina José Luis Rodríguez Zapatero, primer jefe de gobierno de España que no asiste a una Cumbre Iberoamericana desde que se celebró la primera en Guadalajara (México) en 1991.

Su ausencia se debe a que "asuntos urgentes" hacen "inexcusable" su permanencia en España, ya que debe mantener conversaciones con el resto de líderes europeos para "ponerse de acuerdo" sobre las medidas económicas en la UE, dijo la ministra española de Asuntos Exteriores, Trinidad Jiménez, en Mar del Plata.

En su discurso en la ceremonia de inauguración, el secretario general iberoamericano expresó su apoyo a las autoridades y ciudadanos de España y Portugal en el actual contexto de crisis económica.

"Estoy seguro que la solidez de sus economías habrá de proporcionar una salida a esta situación", indicó.

Tampoco viajaron a Mar del Plata los presidentes Evo Morales, de Bolivia, Raúl Castro, de Cuba, Daniel Ortega, de Nicaragua, y Hugo Chávez, de Venezuela.

El chileno Sebastián Piñera llegará mañana a Mar del Plata para las sesiones plenarias de mandatarios.

Su colega de Ecuador, Rafael Correa, está ya en Argentina pero no llegó a la inauguración por compromisos en Buenos Aires y es esperado mañana en la reunión de presidentes.

También se echó de menos en la inauguración la presencia de la mujer que a partir del uno de enero regirá los destinos de Brasil, Dilma Rousseff, quien está preparando su gabinete y no acompañó al presidente Luiz Inacio Lula da Silva.

Compartir Noticia

Más información sobre El Mostrador

Videos

Más Noticias

Blogs y Opinión

Encuesta

Mercados

TV

Cultura + Ciudad

Deportes