Sábado, 3 de diciembre de 2016Actualizado a las 01:39

Militares mantienen custodia en la Asamblea Nacional de Ecuador

por 8 diciembre 2010

Militares mantienen custodia en la Asamblea Nacional de Ecuador
El presidente de la Legislatura, Fernando Cordero, ha pedido al mandatario ecuatoriano, Rafael Correa, declarar a la Asamblea Nacional como "zona de seguridad", de forma que los soldados se queden de forma indefinida.

Fuerzas militares siguen custodiando este miércoles la Asamblea Nacional de Ecuador, pese a que el martes venció el estado de excepción en Quito que les permitía estar allí, sin que Presidencia haya informado si esa medida se ha extendido con un nuevo decreto.

El presidente de la Legislatura, Fernando Cordero, ha pedido al mandatario ecuatoriano, Rafael Correa, declarar a la Asamblea Nacional como "zona de seguridad", de forma que los soldados se queden de forma indefinida.

La escolta legislativa fue relevada tras el alzamiento policial del pasado 30 de septiembre por presuntamente cooperar con los sublevados y desde entonces ha sido sustituida por militares.

Según la ley, esa escolta es un cuerpo de la policía, y una de las posibilidades que sopesan los asambleístas es modificar la norma para que los militares también puedan formar parte de ella, informó a Efe una fuente legislativa.

Mientras, la Presidencia de Ecuador no se ha pronunciado sobre el fin o no del estado de excepción que regía en Quito hasta el martes a medianoche y que ha estado vigente desde el 30 de septiembre.

Varios funcionarios del Palacio de Carondelet, sede del Ejecutivo, dijeron a Efe no saber si Correa ha emitido un decreto para extender la medida, o no respondieron a las llamadas.

El presidente se encuentra en la localidad mexicana de Cancún, donde participa en la cumbre climática de la Organización de Naciones Unidas (ONU), y regresará hoy mismo a Ecuador.

El ministro de Defensa, Javier Ponce, afirmó el martes que él creía que el estado de excepción que se mantiene en la capital no sería extendido.

"Yo entiendo que no se va a ampliar el estado de excepción en Quito", afirmó Ponce en un encuentro con algunos medios de prensa.

"De todas maneras esa es una decisión que se toma en la Presidencia de la República", añadió.

El Gobierno decretó el estado de excepción el 30 de septiembre en todo el país, pero lo restringió a Quito el 9 de octubre, principalmente para que los militares se encargaran de la seguridad en la Asamblea Nacional.

El martes se cumplieron los 60 días del decreto emitido por Correa como período de vigencia de la medida.

La designación de la Asamblea como "zona de seguridad", que busca Cordero, le permitiría tener un estatus diferente al resto del país y con ello la presencia permanente de los militares.

La Ley de Seguridad Pública define esas zonas como áreas que "por su importancia estratégica, características y elementos que la conforman requieren de una regulación especial con la finalidad de garantizar la protección de esta zona ante eventuales graves afectaciones o amenazas a la seguridad".

El presidente tiene poderes para establecer las "áreas reservadas de seguridad", por recomendación del Consejo de Seguridad Pública y del Estado, previo informe del Ministerio de Coordinación de Seguridad, según el Artículo 38 de la Ley.

Más información sobre El Mostrador

Videos

Más Noticias

Blogs y Opinión

Encuesta

Mercados

TV

Cultura + Ciudad

Deportes