Miércoles, 7 de diciembre de 2016Actualizado a las 15:02

Insulza pide que los países ricos ayuden a castigar a empresas que corrompen

por 9 diciembre 2010

Insulza pide que los países ricos ayuden a castigar a empresas que corrompen
"La responsabilidad penal de las empresas no aparece en la gran mayoría de las legislaciones", dijo el secretario general de la OEA.

El secretario general de la OEA, José Miguel Insulza, instó a los países ricos a impedir que sus empresas abonen la corrupción en América Latina, a través de un mensaje leído hoy durante la apertura de una reunión del organismo en Brasilia.

"La responsabilidad penal de las empresas no aparece en la gran mayoría de las legislaciones", reclamó Inzulza en el mensaje que envió a la Tercera Reunión de la Conferencia de los Estados Parte del Mecanismo de Seguimiento de la Implementación de la Convención Interamericana contra la Corrupción (Mesicic).

Según el secretario general de la Organización de Estados Americanos (OEA), "los países más ricos deben hacer mucho más para impedir que sus empresas sobornen a los funcionarios" y comprender que la lucha contra la corrupción requiere de cooperación, así como de "medidas nacionales e internacionales".

El mensaje de Insulza fue leído por el secretario de Asuntos Jurídicos de la OEA, Jean Michel Arrighi, quien representa a Insulza en el encuentro inaugurado hoy en la capital brasileña.

Arrighi explicó que el secretario general tenía previsto asistir a esta cita, pero que decidió permanecer en Washington debido a los desórdenes registrados en Haití tras la divulgación de los primeros resultados de las elecciones celebradas el pasado 28 de noviembre.

Durante la inauguración, precisamente Haití, Antigua y Barbuda, y San Cristóbal y Nevis formalizaron su adhesión al Mesicic, que así ya cuenta con la participación de 33 países, precisó Arrighi.

En su mensaje a la conferencia, Insulza también sostuvo que fortalecer el combate contra la corrupción es al mismo tiempo "profundizar la democracia", cuyas bases "tiemblan" cada vez que ocurren ilícitos en la gestión pública.

"En la actualidad no basta ser elegido democráticamente, también hay que gobernar democráticamente", apuntó el secretario general de la OEA, quien subrayó que "los ciudadanos son más que meros votantes y ellos lo saben".

También pidió revisar y fortalecer las legislaciones que existen en relación a la corrupción, pues "algunos países no cuentan con las leyes apropiadas, en otros son insuficientes y en otros existen, pero no son aplicadas en forma adecuada".

La reunión del Mesicic, que será clausurada mañana, se desarrolla a puerta cerrada y está destinada a reforzar la cooperación técnica, el intercambio de información y experiencias y la armonización de las legislaciones entre los Estados miembros de la OEA.

Este mecanismo de la OEA nació con la finalidad de promover los principios contenidos en la Convención Interamericana Contra La Corrupción, adoptada en Caracas en 1996 y que entró en vigor un año después, tras ser ratificada por la mayoría de los países miembros.

Según aclaró Insulza en el mensaje leído hoy, el Mesicic "no es un espacio para señalamientos ni un tribunal de inquisición", pues "todos" los países tienen problemas de corrupción y la idea de la OEA es ayudar a crear herramientas para mejorar el combate.

La inauguración de la reunión del Mesicic coincidió hoy con la celebración del Día Internacional contra la Corrupción, instituido por las Naciones Unidas en 2003 para sensibilizar a los gobiernos y las sociedades sobre la necesidad de erradicar los ilícitos de la gestión pública.

Más información sobre El Mostrador

Videos

Más Noticias

Blogs y Opinión

Encuesta

Mercados

TV

Cultura + Ciudad

Deportes