Lunes, 5 de diciembre de 2016Actualizado a las 09:27

Se normaliza el servicio de trenes en Buenos Aires tras violentos incidentes

por 24 diciembre 2010

Se normaliza el servicio de trenes en Buenos Aires tras violentos incidentes
Los disturbios se desencadenaron cuando la empresa concesionaria del ferrocarril cerró la estación debido a que el servicio estaba interrumpido por un conflicto sindical de despedidos de empresas de servicios que cortaron las vías.

El servicio ferroviario en la línea de mayor circulación de Buenos Aires comenzó a normalizarse hoy tras los violentos incidentes de este jueves, en los que varias personas resultaron heridas y 34 fueron detenidas.

La estación de trenes del barrio porteño de Constitución, en la zona sur de la capital argentina, registraba esta mañana una actividad normal, mientras trabajadores de la terminal arreglaban parte de los destrozos ocasionados ayer.

Los disturbios se desencadenaron cuando la empresa concesionaria del ferrocarril cerró la estación debido a que el servicio estaba interrumpido por un conflicto sindical de despedidos de empresas de servicios que cortaron las vías.

El cierre de la estación, cuando miles de personas intentaban regresar a sus hogares, desembocó en agresiones a la policía con piedras, botellas y todo tipo de objetos contundentes, incendios en los accesos a la terminal y las entradas al metro y saqueos en los comercios de la estación y los alrededores.

Los desmanes fueron controlados cuando la policía llevó al lugar camiones hidrantes y lanzó gases lacrimógenos.

La policía decomisó a los detenidos, 34 en total, la mayoría jóvenes, piedras, navajas, botellas rotas, cachiporras y caños.

Además, 16 civiles y 12 policías resultaron con heridas de diversas consideración en medio de la batalla campal.

Tras los incidentes, los promotores de la protesta sindical levantaron el corte que mantenían en las vías de la localidad de Avellaneda, en la provincia de Buenos Aires, que enlaza con la capital.

El secretario de Transporte de Argentina, Juan Pablo Schiavi, concurrió a la Justicia para denunciar a quienes cortaron las vías, que identificó como militantes del Partido Obrero (PO), "complicando la vida de la gente" que quería regresar a su hogar.

En octubre pasado, un joven de 23 años murió en la estación Avellaneda cuando militantes del PO que secundaban una protesta de trabajadores despedidos se enfrentaron con sindicalistas de la Unión Ferroviaria.

Por la muerte de Mariano Ferreyra, que militaba en las filas del trotskista PO, hay siete detenidos.

Compartir Noticia

Más información sobre El Mostrador

Videos

Más Noticias

Blogs y Opinión

Encuesta

Mercados

TV

Cultura + Ciudad

Deportes