Domingo, 11 de diciembre de 2016Actualizado a las 22:27

Temporal vuelve a complicar el transporte aéreo y terrestre en Europa

por 24 diciembre 2010

Temporal vuelve a complicar el transporte aéreo y terrestre en Europa
Francia, Bélgica, Alemania, Holanda e Irlanda han sufrido hasta ahora las mayores complicaciones por la nieve, que ha obligado a cerrar algunos aeropuertos y a cancelar cientos de vuelos, mientras las lluvias mantienen en estado de alerta el norte de Italia.

El temporal que afecta al centro y norte de Europa volvió a causar problemas este viernes con cancelaciones y retrasos en el tráfico aéreo y cortes de carreteras y vías férreas, que obligarán a miles de personas a pasar la Nochebuena apartadas de sus familias.

Francia, Bélgica, Alemania, Holanda e Irlanda han sufrido hasta ahora las mayores complicaciones por la nieve, que ha obligado a cerrar algunos aeropuertos y a cancelar cientos de vuelos, mientras las lluvias mantienen en estado de alerta el norte de Italia.

La mitad de los vuelos previstos en el principal aeropuerto de Francia, el de Roissy-Charles de Gaulle, tuvo que ser anulada por la mañana, y alrededor de un tercio por la tarde, fundamentalmente a causa de los problemas de aprovisionamiento de anticongelante.

Un portavoz de Aviación Civil dijo a Efe que el problema esencial es la falta de líquido anticongelante para los aviones, que no llega al aeródromo por los problemas de tráfico que sufren los camiones.

En Orly, el otro aeropuerto de París, se mantuvo el programa previsto, aunque con retrasos, como los que sufrieron también los servicios ferroviarios, en especial en el este y sureste del país.

La circulación en las carreteras es complicada en diversos departamentos, 21 de los cuales continuaban hoy en alerta por nieve.

Bélgica recuperó por la tarde el tráfico en el aeropuerto internacional de Bruselas, cuyas pistas estuvieron cerradas durante muchas horas, dejando en tierra a más de 2.000 pasajeros, muchos de los cuales pasaron la noche en la terminal.

Las operaciones se efectuaron todavía con muchas limitaciones, lo que siguió causando anulaciones y retrasos.

Según informan los medios locales, los hoteles que rodean el aeropuerto están llenos y por ello la Cruz Roja está instalando camas plegables para acoger a los pasajeros en las terminales.

Los responsables aeroportuarios confían en que la situación mejore a lo largo del fin de semana, durante el que no se esperan nuevas nevadas.

En la red viaria se registraron más de 500 kilómetros de atascos, con varias carreteras cortadas y sin camiones, a los que se ha prohibido circular en muchas zonas. Los trenes operaron, pero con numerosos retrasos y cancelaciones.

El aeropuerto de Düsseldorf, el tercero de Alemania en cuanto a tráfico aéreo, quedó cerrado hasta las 11.00 GMT, para restablecerse sólo parcialmente cuando se acumulaban ya casi un centenar de anulaciones entre los 335 vuelos previstos para este viernes.

En el vecino aeropuerto de Weeze, asimismo en el estado de Renania del Norte-Westfalia, la compañía de bajo coste Ryanair optó por la tarde por anular todos sus trayectos, entre ellos los destinados a Madrid, Milán y Estocolmo.

En Fráncfort, el de mayor tráfico aéreo de la Europa continental, se produjeron cancelaciones aisladas, en general de vuelos con destino a París, mientras los retrasos de una o dos horas eran la tónica general en otros aeropuertos, incluido Berlín.

La situación en el tráfico ferroviario fue de colapso total en la mitad norte y este, al quedar durante toda la mañana cortada la vía entre Berlín y Hannover, una de las principales arterias ferroviarias, por congelación de la catenaria.

El Servicio Meteorológico Alemán prevé nuevas nevadas, por lo que se ha recomendado evitar los desplazamientos, sea en automóvil o tren.

En Irlanda, el aeropuerto de Dublín se ha reabierto hoy después de que unos 40.000 pasajeros se vieran afectados por unas 120.000 toneladas de nieve acumulada.

En el Reino Unido, los principales problemas se localizaron hoy en los servicios de trenes, mientras los aeropuertos volvieron a operar casi con total normalidad.

Según la Asociación de Compañías que Operan Trenes (Atoc, siglas en inglés), las zonas más afectadas por la disminución de los servicios son los condados del norte de Inglaterra. También hubo retrasos en el servicio de tren Eurostar, que une Londres con París y Bruselas.

Además, el norte de Italia está alerta por las fuertes lluvias que pueden desbordar algunos ríos, mientras Venecia registra inundaciones en más del 50 por ciento de la ciudad debido al fenómeno del "agua alta".

La región a la que pertenece la Ciudad de los Canales, el Véneto es una de las que la Protección Civil ha puesto en alerta por las inundaciones que pueden acarrear las fuertes lluvias previstas para el fin de semana de Navidad en el centro y norte de Italia.

En el sur italiano preocupa, sobre todo, el viento y el mal estado del mar, que ha obligado a interrumpir algunas comunicaciones marítimas.

Compartir Noticia

Más información sobre El Mostrador

Videos

Más Noticias

Blogs y Opinión

Encuesta

Mercados

TV

Cultura + Ciudad

Deportes