Miércoles, 7 de diciembre de 2016Actualizado a las 07:34

EEUU sospecha que el Gobierno boliviano simuló una trama terrorista

por 30 diciembre 2010

EEUU sospecha que el Gobierno boliviano simuló una trama terrorista
La información difundida por WikiLeaks y publicada en España por El País cita a un testigo que asegura a la Embajada de EEUU en La Paz que los servicios de inteligencia prepararon un falso complot para matar a Morales y culpar a la oposición.

Estados Unidos sospecha que el Gobierno boliviano simuló una trama terrorista para matar al presidente, Evo Morales, y culpar a la oposición, según datos desvelados por WikiLeaks.

La información difundida por WikiLeaks y publicada en España por El País cita a un testigo que asegura a la Embajada de EEUU en La Paz que los servicios de inteligencia prepararon un falso complot para matar a Morales y culpar a la oposición.

Según el relato, los hechos se remontan a la madrugada del 16 de abril de 2009 cuando un comando de la Policía boliviana irrumpió en el hotel Las Américas de Santa Cruz.

El resultado, añade la información, fue los "cadáveres semidesnudos de tres hombres tiroteados en sus habitaciones", en tanto que el comando se llevó consigo a dos supervivientes.

De acuerdo con la información de El País, el Gobierno sostuvo que los cinco extranjeros eran terroristas contratados por los dirigentes opositores de Santa Cruz para impulsar una rebelión armada y asesinar a Evo Morales.

Sin embargo, una fuente cercana al caso ofrece a la Embajada de EEUU una versión muy diferente: "Los mercenarios -según el testigo- fueron contratados en realidad por los servicios de inteligencia bolivianos para montar una falsa trama terrorista y justificar la persecución desatada después contra los dirigentes de Santa Cruz, bastión opositor al Gobierno".

Según este relato, recogido en un cable de mayo de 2009, los mismos servicios secretos liquidaron a Eduardo Rózsa Flores (húngaro-boliviano), Árpad Magyarosi (húngaro) y Michael Dwyer (irlandés) para "borrar pistas y sembrar pruebas falsas".

Los otros dos, Mario Tadic (boliviano de origen croata) y Elod Toaso (húngaro), "salvaron su vida porque no estaban al corriente de la trama y porque las autoridades los utilizarían como testigos para apuntalar el montaje".

Ambos fueron torturados, como constatan los diplomáticos estadounidenses en unas fotografías que les aporta el testigo, y que muestran a los dos hombres "ensangrentados, con dientes perdidos, costillas rotas, moratones y laceraciones provocadas por cortes de cuchillo", según El País.

La Embajada asegura que no tiene forma de comprobar la versión, pero añade que la fuente es un personaje bien situado y con una trayectoria solvente.

Más información sobre El Mostrador

Videos

Más Noticias

Blogs y Opinión

Encuesta

Mercados

TV

Cultura + Ciudad

Deportes